Andrés Manuel López Obrador respondió a los insultos del expresidente de Bolivia, Tuto Quiroga, con un breve pero contundente “no está en nuestro nivel”, esto luego de que el exmandatario de aquella nación tildara al tabasqueño de “cobarde matoncito” por otorgar asilo a exfuncionarios de Evo Morales en la embajada mexicana en La Paz.

“Vamos a esperar para que este asunto se resuelva, es un asunto diplomático. No vamos nosotros a engancharnos en dimes y diretes, no está en nuestro nivel”, dijo Andrés Manuel. 

El expresidente boliviano continuó con descalificaciones hacia AMLO en su cuenta de Twitter.

La autoridad boliviana ha hecho amagos de invadir la representación diplomática de México en la capital de esa nación, por lo que AMLO hizo un llamado a la sensatez. Pero también resaltó que  ni el ex dictador Augusto Pinochet, durante el golpe militar que encabezó en Chile en 1973 para derrocar a Salvador Allende, decidió asediar con la policía y el Ejército la embajada de México, como sucede ahora en Bolivia.

“Nosotros vamos a seguir demandando que se respete la soberanía de nuestro país, que se representa en la embajada, en el recinto de nuestra embajada en Bolivia. No se puede violar el derecho internacional, se tiene que garantizar el derecho de asilo y esperemos que se actúe con sensatez y que no vayan a invadir nuestra representación diplomática en Bolivia. Eso no lo hizo ni Pinochet”, dijo el mandatario. 

La noche de este jueves, la cancillería confirmó que la embajadora de México en Bolivia solicitó apoyo para garantizar la seguridad del edificio diplomático. A través de una nota informativa, la SRE aseguró que el operativo policial montado por las autoridades bolivianas en los últimos días no solo es excesivo, sino que resulta contrario a la petición que realizó México. “Lejos de brindar seguridad, el operativo, que incluye la grabación constante de los inmuebles, representa una amenaza y una violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que ambos países han suscrito”, detalla el documento de la cancillería. 

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, escribió en su cuenta de Twitter que es momento de unidad entre todos los mexicanos.

Por su parte, Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se solidarizó con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

A través de su cuenta en redes sociales, el ministro de la Corte dijo que respeta la independencia judicial y la división de poderes, “pero cuando se ataca e insulta a un Jefe de Estado Mexicano, los mexicanos debemos estar unidos”.