Andrés Manuel López Obrador anda imparable en eso de hacer que los grandes empresarios paguen sus impuestos (algo que no sucedía en sexenios pasados).

Ahora le tocó el turno a Minera Fresnillo, de Industrias Peñoles, que pertenece al Grupo BAL (llamado también Grupo Baillères).

El pago fue de 233 millones 729 mil 411 millones de dólares, algo así como 5 mil 220 millones de pesos, de acuerdo con un informe que la propia empresa le dio a la Bolsa de Valores de Londres.

Minera Fresnillo es la productora de plata más importante del mundo.

El Presidente de su Consejo de Administración es Alberto Baillères, un empresario caracterizado por su lucha contra Andrés Manuel López Obrador. En 2018, llamó a sus trabajadores en el Palacio de Hierro y les pidió que votaron por el candidato que “pudiera ganarle a AMLO”.

La familia Baillères adquirió participaciones de Minera Fresnillo en 1962, y pronto se hizo del control de la empresa y se convirtió en el accionista mayoritario.

Según el “perfil” que aparece en la página de Minera Fresnillo, Alberto Baillères “actualmente es el accionista mayoritario. Además de Peñoles, como parte del grupo de empresas BAL, el señor Baillères tiene participaciones en Grupo Palacio de Hierro, una cadena de tiendas departamentales ubicada principalmente en la Ciudad de México, Grupo Nacional Provincial, una de las principales compañías de seguros mexicanas, Grupo Profuturo, un negocio de pensiones y jubilaciones, y otros negocios relativos a servicios financieros y agricultura”.

El Grupo BAL, también conocido como Grupo Palacio de Hierro (de la familia Baillères), es dueño del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).