Lo que parecía un hecho consumado, no lo fue.

Sí, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, “retrasará” la designación de los “cárteles” mexicanos como “terroristas”, y en su lugar trabajará en conjunto con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para impedir que estas organizaciones sigan creciendo.

Es la segunda vez que Andrés Manuel López Obrador opera políticamente para impedir que las amenazas de Donald Trump se hagan realidad.

La primera vez fue cuando el mandatario estadounidense amenazó con establecer aranceles a todos los productos mexicanos, porque, supuestamente para él, México no hacía nada para impedir que los migrantes llegaran a Estados Unidos.

En esa ocasión, después de varias charlas, el gobierno de México convenció al de Estados Unidos que la migración es un proceso social, y que se impediría si las condiciones de vida de quienes migran mejoraran. No hubo aranceles, y sí estrategias de trabajo conjuntas.

Hace unos días, Donald Trump amenazó con nombrar a los cárteles mexicanos como organizaciones “terroristas”. Pronto, Andrés Manuel López Obrador rechazó esa propuesta y pidió cooperación y no intervención. Además, adelantó que trataría ese tema con el gobierno de Estados Unidos.

Hoy, Donald Trump, dijo que a petición de AMLO, su administración no hará por el momento la declaración de los cárteles como terroristas, esto a pesar de que ya tienen todos los trámites para hacerlo. En lugar de ello, trabajará en conjunto con el gobierno de México para lidiar con las organizaciones criminales.

“Hemos completado todo el trabajo necesario para declarar organizaciones terroristas de los carteles mexicanos. Estatutariamente estamos listos para hacerlo. Sin embargo, a pedido de un hombre que me agrada y respeto, y que ha trabajado tan bien con nosotros, el presidente Andrés Manuel López Obrador, nosotros retrasaremos temporalmente esta designación e intensificaremos nuestros esfuerzos con México para lidiar decisivamente con estas organizaciones viciosas y en constante crecimiento”.

Así pues, estas es la segunda vez que López Obrador detiene a Trump en sus amenazas de afectar a nuestro país.