Como de esperarse, en la conferencia de prensa mañanera le preguntaron al Presidente Andrés Manuel López Obrador lo que pensaba de las declaraciones de Donald Trump, que ayer, en una entrevista de radio, dijo que pretendía designar como “terroristas” a los cárteles mexicanos (una petición que hiciera la familia LeBarón).

El mandatario afirmó que lo que se busca con Estados Unidos es cooperación y no intervención. Y le dio un mensaje a la población: “decirle a los mexicanos, de aquí y de allá, que no hay nada que temer”.

Fue una reportera quien le cuestionó sobre si la declaración de Trump significa que México debe preocuparse en cuanto a su soberanía.

Ante eso, el mandatario afirmó que no quiere ahora polemizar, pues en Estados Unidos “es víspera del día de [Acción] Gracias” y por ello “no es un buen día para la confrontación política. Hoy es la víspera, mañana es el día de Gracias”.

Para que no dijeran que no quiso tratar el tema, mencionó dos aspectos:

a) “Que el encargado de llevar el tema será por ahora el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, pues tiene instrucciones de atender este asunto, y seguramente les va a informar el día de hoy o mañana o cuando él lo considere”.

b) Y respecto a lo que dijo Trump, el mandataro afirmó: “En mi caso, no quiero polemizar, este día, y mañana. Sólo decir, cooperación sí, intervencionismo no. Y ahí lo dejamos”.

Ayer, la secretaría de Relaciones Exteriores emitió un comunicado, donde se mencionó que estarán en contacto con las autoridades estadounidenses, para conocer el contenido y los alcances de lo enunciado en ese espacio.