En el contexto de su campaña para un segundo periodo, el presidente de Estados Unidos Donald Trump tomó la determinación de denominar a los cárteles mexicanos como terroristas por su papel en el tráfico de enervantes.

“Serán designados (…) He estado trabajando en eso durante los últimos 90 días. Saben, la designación no es tan fácil, se tiene que pasar por un proceso y estamos bien metidos en ese proceso”, dijo Trump en una entrevista radiofónica al periodista BIll O’Reilly.

Trump argumentó que al designar a los cárteles mexicanos como “Organizaciones Terroristas Extranjeras”,  Estados Unidos tendrá más poder para lidiar de manera más efectiva con las drogas que fluyen hacia su territorio.

“Estamos perdiendo 100 mil personas al año por lo que está sucediendo y lo que está pasando desde México ”, aseguró el mandatario estadounidense. 

Julián LeBarón, líder menonita. Foto: Especial.

La ocurrencia de Trump surgió después de que integrantes de la familia LeBarón solicitara al Gobierno de los  Estados Unidos que las organizaciones criminales mexicanas sean catalogadas como terroristas antes de que cumplan con su objetivo de construir un “Narcoestado” en México.

“Buscan poder político para crear un Narcoestado en México (…) No podemos permitirnos continuar con las mismas políticas fallidas que se usan para combatir el crimen organizado ¡Son terroristas, y es hora de reconocerlo!”, señaló la familia en una carta enviada a la Casa Blanca.

El Gobierno de Estados Unidos publicó la misiva en  la página www.whitehouse.gov con el propósito de recolectar 100 mil firmas, sin embargo eso no fue necesario, pues el mandatario estadounidense contestó afirmativamente a la petición este martes. 

La familia LeBarón sufrió el asesinato de tres mujeres y seis menores  el pasado 4 de noviembre  en los límites entre Chihuahua y Sonora. Julián LeBarón, uno de los líderes de dicha comunidad, afirmó el pasado lunes en una entrevista para Radio Fórmula que la política de “abrazos y no balazos” no está funcionando, por lo que dijo, el presidente López Obrador, “no tiene derecho de pedirme que abrace a quienes están asesinando… Hay que trazar una línea entre los criminales y quienes lo apoyan y quienes no, y que todos los mexicanos decidan de que lado quieren estar”.

No se permitirá intervención extranjera

En su conferencia mañanera del lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador sentenció que no permitirá  la intervención de ningún país extranjero, y que tampoco cambiará la estrategia de seguridad.

“No vamos a cambiar la estrategia que iniciamos… en nuestro país hay algunos que estén demandando casi, casi una intervención, eso nunca jamás lo vamos a aceptar. Nuestros problemas los vamos a resolver los mexicanos, no queremos la injerencia de ninguna potencia, de ningún país extranjero, es muy clara la Constitución, no somos vendepatria, no vamos a permitir ninguna amenaza o intervención del extranjero”, dijo.

También el canciller Marcelo Ebrard sostuvo que el Gobierno de México jamás aceptaría una intervención extranjera.

“Eso, por supuesto, México jamás lo aceptaría, pero yo pienso que EU no va a ir por esa ruta porque estamos trabajando juntos y porque no estaría interesado, me parece, en que México invocara los mismos principios jurídicos”, dijo. 

La tarde de este martes, la Presidencia de la República emitió un pronunciamiento en el que señala que ante las declaraciones de Trump, Marcelo Ebrard se reunirá con el canciller estadounidense Michael R. Pompeo, “a fin de discutir este tema de suma relevancia para la agenda bilateral”.

https://twitter.com/SRE_mx/status/1199497862574460930

“La Secretaría de Relaciones Exteriores promoverá el diálogo y una hoja de ruta que nos permita avanzar para reducir los flujos de armas y dinero a la delincuencia organizada desde Estados Unidos hacia México, así como precursores químicos y drogas que atraviesan nuestro territorio con rumbo al país del norte”, resalta el comunicado.