Por: Redacción (@revistapolemon)

17 de mayo de 2018. Durante el primer debate presidencial del 22 de abril pasado, Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente presentó ante las cámaras un libro con su programa de gobierno titulado De Frente al Futuro -como su slogan de campaña-. Sin embargo, tres semanas después y a unos cuantos días del segundo debate, no hay manera de consultar la publicación.

Anaya presumió que él sí tenía un plan para combatir la violencia, y apresuró a mostrar el libro que supuestamente está compuesto por 40 puntos y 158 propuestas.

Al día siguiente del debate, Jorge Castañeda, su coordinador estratégico, aseguró que se trataba de un libro que “justamente había salido de la imprenta el domingo” y recalcó que se trataban de 120 páginas que contenían 158 propuestas concretas.

“Obviamente poca gente va a leer cada una de ellas, pero ahí está el libro y a partir de hoy va a estar online, arriba, y lo puede bajar quien quiera bajarlo, obviamente libre de costo”, declaró.

El problema es que hasta este momento nadie sabe nada del libro, no se ha anunciado su fecha de publicación y es imposible encontrarlo en las librerías. Incluso, según Animal Político, al cuestionar a algunos miembros de comunicación de la campaña al respecto, dijeron no conocerlo.

Por su parte, Salomón Chertorivski, encargado del programa de gobierno y propuesta de Anaya, declaró en una entrevista que el libro contiene el trabajo que él ha redactado para la campaña, pero que se trata de una versión preliminar, pues han tenido retroalimentación en varias reuniones para seguir enriqueciendo las propuestas.

“Es una primera entrega, como te digo, no son estáticos, son dinámicos, se va aprendiendo, se va escuchando, se va retroalimentando (…) Ricardo ha ido dando a conocer cada una de sus propuestas en las mañanas, para ir sumando al documento que se construye”, aseguró.

Además Chertorivski añadió que ninguna editorial publicaría el libro. La pregunta que queda es, si ninguna editorial publicará el documento ¿por qué Ricardo Anaya lo presumió como un libro ya editado?