Contactanos

 

LMDP

Xcaret da “limosna” al INAH por zona arqueológica de Polé

El famoso parque turístico de Quintana Roo, Xcaret, de carácter privado, entrega 350 mil pesos mensuales al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) por el permiso para administrar la zona arqueológica de Polé, que se encuentra en sus terrenos.

Esta cifra, equivalente a 4 millones 200 mil pesos anuales, representa solo 0.21% de los ingresos anuales de la empresa.

Para ingresar al sitio, el INAH cobra 85 pesos a través de su entrada independiente, pero son pocas las personas que ingresan por ahí.

Según dio a conocer el diario La Jornada, entre 2000 y 2012 este acceso recibió apenas 172 visitas. Mientras tanto, Xcaret no contabiliza la cantidad de personas que el parque recibe para determinar la suma anual que le da al INAH.

El convenio entre el INAH y el parque data de 1994, el último año de Carlos Salinas de Gortari como presidente de México, cuando la titular del INAH era María Teresa Franco González Salas.

Dicho convenio, con vigencia de 25 años, especificaba en su cláusula quinta que Xcaret debía pagar al instituto “por concepto de entradas a la zona arqueológica”, 600 mil nuevos pesos anuales, “cantidad que se ajustará automáticamente al término de cada año de vigencia de este documento, en el mismo porcentaje acumulado en ese año de acuerdo al índice inflacionario”.

El acuerdo fue renovado en 2018, bajo la aún administración de Enrique Peña Nieto, un año antes de su vencimiento, en 2019, y tiene una vigencia de 10 años, pero especifica que en 2028, a su vencimiento, “se puede prorrogar automáticamente”, según indica la propia empresa en su página web.

El documento indica “un incremento sustancial” en el aporte monetario de la promotora Xcaret al INAH “para contribuir a las tareas que realiza el instituto en torno a la investigación y salvaguarda del patrimonio cultural”, dijo Margarito Molina Rendón, delegado del INAH en Quintana Roo al diario La Jornada.

Según el funcionario, “es importante precisar que el ingreso al conjunto de vestigios arqueológicos es independiente al del parque Xcaret, ya que el INAH tiene instalada una taquilla propia para quien quiera visitar exclusivamente los monumentos arqueológicos del antiguo Polé”.

“El cobro de derechos es de 85 pesos por persona y se puede ingresar por un sendero independiente, sin necesidad de pasar por los torniquetes de la empresa Xcaret. Aunque reconocemos que la mayoría, los visitantes acuden motivados por los productos turísticos y actividades recreativas que ofrece el parque, por lo que deben pagar otro tipo de entrada”, agregó.

Según la página web de Xcaret, el parque recibe un promedio de un millón de visitantes anuales. No obstante, esta cifra no se considera para la aportación que se da al INAH, pues si así fuera, la suma ascendería a 85 millones de pesos.

El costo que actualmente tiene la entrada al parque, en la que se incluye la entrada a la zona arqueológica de Polé, es de 2 mil 300 pesos para un adulto y de mil 500 para un menor de edad.

La Jornada explica que, considerando que la mayoría de los viajeros son adultos, el parque recreativo recibe solo por taquilla, un promedio de 2 mil millones de pesos anuales, una cifra que representa apenas la mitad del presupuesto anual que el gobierno federal le otorgó al INAH para 2023.

 

Es importante mencionar que, a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las zonas arqueológicas del país, en Polé los visitantes pueden subir a las pirámides libremente.

Molina Rendón recordó que todos los monumentos arqueológicos son propiedad de la nación, incluso los que se encuentran en los predios particulares, y es por eso que se elaboró el acuerdo con Xcaret, “para posibilitar que todo ciudadano mexicano pueda acceder, conocer y disfrutar de los elementos patrimoniales de dicho sitio”.

Gracias a los convenios entre el INAH y Xcaret, se permite la “coexistencia entre la propiedad privada y los vestigios arqueológicos que son propiedad de la nación, sin que sea necesaria la expropiación”.

 

Agregó que para el INAH, la afluencia de visitantes en Polé tiene dos ventajas: cumplir con la disposición constitucional al permitir que todo mexicano tenga acceso a la cultura y que puedan conocer los vestigios de una interesantísima ciudad maya.

No obstante, explicó que el acuerdo de 1994, vigente hasta 2012, especifica que Xcaret debía instalar y correr con los gastos de un museo, lo cual no ha ocurrido en 28 años que la empresa tiene operando en la zona.

Siguenos en Google News
Polemón
Escrito por

1 Comentario

1 Comentario

  1. Avatar

    Alan

    16 enero, 2023 at 12:48 pm

    Que asco…

Deja un comentario

Támbien te puede gustar

LMDP

Un caso más de plagio de tesis surge en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), esta vez protagonizado por la académica Laurie Ann...

LMDP

A menos de un año de su inauguración, el 21 de marzo de 2021, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) alcanzará el millón de...

LMDP

Los hechos de riesgo que parecieran haber sido provocados por un presunto sabotaje en el Metro de la Ciudad de México, continúan presentándose. Este...

LMDP

El medio Ejecentral reveló que Edgar Ulises Báez Gutiérrez, abogado a quien presuntamente la Ministra de la Suprema Corte de Justicia (SCJN), Yasmín Esquivel...

A %d blogueros les gusta esto: