La sesión ordinaria en la Cámara de Senadores donde se pondrían a discusión dos temas que causan escozor entre los panistas y las cúpulas empresariales —como la legalización del consumo de marihuana y la desaparición del outsourcing respectivamente— habría sido reventada por la bancada del PAN mediante un montaje en el que sus senadores aseguraron que son espiados en sus oficinas a través de micrófonos ocultos.

Mauricio Kuri, coordinador del grupo parlamentario del PAN, mostró los micrófonos y de paso acusó a la oposición de espionaje.

“Esto es espionaje a la oposición. Les recomiendo a los demás compañeros que revisen sus oficinas. Es importante que ya venga la fiscalía y que se mueva cuanto antes, para que el espionaje no quede impune”, expresó Kuri.

La Política Online destaca que justo en el momento en que se discutían los temas, el operador político de Felipe Calderón Hinojosa, Luis Alberto Rosas, mejor conocido como Tumbaburros, recorrió los pasillos del Congreso de la Unión junto con  Juan Pablo Adame, estratega digital la campaña presidencial de Ricardo Anaya, y se reunió con Kuri González,  antes de que éste señalara que los están espiando.

https://twitter.com/mimosa_cat/status/1235654272852709376

Tumbaburros reaccionó en su cuenta de Twitter, aludiendo al texto del portal, y deslindándose del asunto.

La posible aprobación de la desaparición del outsourcing preocupa a las cámaras empresariales que no cuenta con representación mayoritaria en el Congreso de la Unión, como ocurrió en los sexenios de Calderón y Enrique Peña Nieto. Rechazan el proyecto de regular la subcontratación pero no pueden detenerlo con la representación de sus aliados en esta legislatura. 

La solvencia de la denuncia que interpusieron los senadores del PAN se ha puesto en duda, comenzando por la calidad de los micrófonos que hallaron, pues resulta que no son de lo más discretos y su manufactura es china.

Por si fuera poco, el coordinador de la bancada panista, arrancó los micrófonos, cuando lo procedente era que los dejara en su lugar y esperara a que llegaran los peritos de la Fiscalía General de la República. Por ello, el senador de Morena, Ricardo Monreal, expresó su sospecha de que pudiera ser un montaje.

“No rompan la cadena de custodia y no entremos a nuestras oficinas hasta que los peritos indaguen y determinen si hay otras cámaras. No meto la mano el fuego por nadie. Y el grupo parlamentario tampoco lo hará y no nos quedemos en una denuncia de enjuiciamiento sumario. Pareciera ser montaje burdo, pero en todo caso los peritos, la Fiscalía y el MP lo determinará. Quiero saber de dónde arrancó el cable. Es muy grave que los haya arrancado sin denunciar antes ¿qué buscaban, qué pretendían? ¿este escándalo?”, exclamó.