Decían que era mejor que Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sin embargo,  el Primer Ministro canadiense  Justin Trudeau que ensalzaron los intelectuales orgánicos de México, tuvo que admitir que se encuentra envuelto en un conflicto de interés, pues él y su familia participan en una una Organización no Gubernamental (ONG) que administró un programa de subsidios a estudiantes por $900 millones de dólares canadienses, es decir, poco más de $15 mil millones de pesos.

Trudeau reconoció públicamente  haber participado en las gestiones para que la ONG ganara el contrato y aceptó que cometió un error al no excusarse de inmediato cuando comenzaron los procesos de asignación del programa.

“Cometí un error al no excusarse inmediatamente de las discusiones, dada la historia de nuestra familia, y lamento sinceramente no haberlo hecho”, dijo el Primer Ministro en una conferencia de prensa.

Margaret Tudeau con sus hijos Justin y Alexandre (Archivo/AP)

León Krauze, hijo de Enrique Krauze, había insinuado en su cuenta de Twitter que Trudeau si es “tan diferente”. 

Hace cuatro  años la  politóloga Denisse Dresser se refería a Trudeau como el prototipo de presidente que necesita México. 

Y en una conversación para el portal Nación 321, afirmó que la generación Millennial quiere un presidente que sea cool. Incluyó a Obama y Trudeau.

 

El analista Genaro Lozano escribió que si el Primer Ministro canadiense no acudió a la reunión que sostuvieron AMLO y Donald Trump no fue por dignidad, sino porque se encuentra en medio de una investigación.

Trudeau enfrenta una tercera investigación por conflicto de intereses en poco más de tres años después de que su gobierno recurriera a WE Charity Canadá el 25 de junio para administrar el programa. La organización se retiró aproximadamente una semana después de que se anunció el contrato.