La oficina en México de ONU-Hábitat dio a conocer que el proyecto del Tren Maya detonará la creación de 715 mil empleos en los 16 municipios con una estación de tren en el sureste mexicano.

También se originarán 150 mil empleos en la economía rural asociada al tren y 80 mil con los trabajos de construcción de los cinco primeros tramos en 2020. Además, de cada 100 personas con un empleo, 46 pertenecerán a pueblos originarios.

La probabilidad de integrarse en el mercado laboral es un indicador de inclusión productiva y social. En el caso de la población originaria, la llegada del Tren Maya favorecerá su empleo en trabajos directa e indirectamente asociados al ferrocarril. En total, se registrará un incremento del 38 por ciento con respecto a la población originaria ocupada en 2015”, dijo en un comunicado el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

La estimación del documento contempla que, para 2030, las personas en situación de pobreza habrán descendido 15 por ciento y que en los lugares donde pasará el tren, la economía crecerá el doble.

“La población pasará de los 12.1 millones actuales a 17.3 millones de personas. De ellas, 6.1 millones estarán en situación de pobreza. Si no existiera el Tren Maya, esta cifra ascendería a 7.2 millones”, indica el documento.

ONU-Hábitat indicó que ha generado una base de datos con un total de 30 indicadores para 268 municipios de Campeche, Chiapas, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo, lo que permite conocer la situación previa a la construcción del tren y calcular su impacto en los años siguientes.

En su información también se hace mención a la protección al medio ambiente, indicando que el tren maya reducirá el consumo de suelo en 49 por ciento, lo que permitirá cuidar y proteger al medio ambiente.

Finalmente, se destaca que este proyecto permitirá aumentar una media de dos años el promedio de escolaridad en los municipios con estación.

En días pasados, el Fonatur, encargado del Tren Maya en cinco estados del sureste mexicano dijo que las obras de reparación de vías para los primeros tres tramos del proyecto son esenciales, por lo que pueden continuar.

Agregó que para su ejecución se toman las medidas que ha establecido la autoridad sanitaria, a la par que las actividades “no esenciales” de la obra se han suspendido.