Contactanos

 

Opinión

Tiemblen ex presidentes, que ya huelen a cárcel

Ayer detuvieron a Emilio Lozoya Austin. Cercanísimo a Enrique Peña Nieto. Hombre de todas las confianzas de Enrique Peña Nieto. Un soldado de Enrique Peña Nieto.

Lozoya sabe bien cómo se financió ilegalmente la campaña de Enrique Peña Nieto en 2012, cómo recibieron miles y miles de millones de dólares a cambio de escandalosos contratos cuando ganaran la presidencia. Sabe eso, y lo sabe bien porque él fue uno de los operadores, y todo bajo la dirección de Enrique Peña Nieto y demás “líderes” del grupo que asaltó la presidencia en 2012.

El detener a Lozoya, sin embargo, no fue producto de lo que se conoce como una cazaría de brujas, como hacían en anteriores sexenios para legitimarse o convencer a la gente de que se estaba “yendo en serio” contra “los malos”.

No, en el caso del actual gobierno, lo que se ha hecho es continuar investigaciones o atender demandas de corrupción. No se está persiguiendo a personajes en específico, violando todos las leyes posibles.

Esto es muy importante, y es lo que preocupa muy en serio a quienes fueron corruptos. La lógica cambió: no se va contra “un personaje” para que se produzca escándalo y entonces haya reflectores y todos hablen de eso y se diga “ah, qué buen gobierno”.

No, la ruta que está siguiendo la actual administración es sólo cumplir lo que hasta ahora se tiene (investigaciones iniciadas) y -esto es muy importante- no ocultar nada ni defender a nadie.

Y es ahí donde está el problema…, para los corruptos.

Anuncio publicitario. Siga deslizando para continuar leyendo

Las administraciones de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto fueron muy corruptas, y lo fueron de forma estructural, es decir, buena parte de los funcionarios participaba y todo se hacía con la venia de quien era el jefe, es decir, el presidente en turno.

Tanto el caso de Genaro García Luna como de Emilio Lozoya conducen a “más arriba”.

No se está buscando un “escándalo” de un solo personaje, sino seguir las investigaciones ya iniciadas y, forzosamente, esas investigaciones que conducen a “más arriba” llegan a Vicente Fox, a Felipe Calderón y a Enrique Peña Nieto.

Por eso hoy están temblando.

Andrés Manuel López Obrador ha dicho una y otra vez que no “irá” contra los ex presidentes, pero también ha afirmado que “no se ocultará” nada ni se defenderá a nadie. Y eso, en los hechos, hace que Fox, Calderón y Peña no sean intocables.

Así, las investigaciones de Lozoya y García Luna (en Estados Unidos) conducen a los expresidentes y a la corrupción que permitieron, alentaron y establecieron. Esa corrupción es parte de la tragedia en que se convirtió el país, y por supuesto deben ser castigada.

Así que, sin persecución, están prontos a caer. Y eso los hace temblar.

Anuncio publicitario. Siga deslizando para continuar leyendo
Jorge Gómez Naredo
Escrito por

Profesor en universidad pública. Fundador, junto con Jaime Avilés y César Huerta, de la Revista Polemón.

1 Comentario

1 Comentario

  1. Avatar

    c.campos

    13 febrero, 2020 at 6:27 pm

    isieron tanto daño al pais que no pueden quedr libres tienen que devolber todo lo robado y castigados tal y como lo manda la ley si es que exciste leyes deben de usarse para castigar a quien se lo merese (777)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Támbien te puede gustar

Taim-Lain

Claudia Sheinbaum, candidata presidencial de Morena, PT y PVEM, se posiciona como la favorita para convertirse en la próxima presidenta de México, pues concentra...

Taim-Lain

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como “muy vergonzoso” el acto de filtración del número telefónico de su hijo mayor, José Ramón López...

Taim-Lain

Tras acabarse la concesión que le dio Felipe Calderón al magnate Ricardo Salinas Pliego para tener un campo de golf en Huatulco, Oaxaca,  el...

Taim-Lain

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) pagó 619 mil 150 pesos por la nota de la “casa gris” del hijo del Presidente...