Al término de junio de 2015 las acciones de Televisa alcanzaban máximos históricos al cotizarse en 122.86 pesos, en una época en la que la capitalización bursátil de la compañía superaba los 350 mil millones de pesos.

Ahora, las acciones de la empresa han perdido 72 por ciento de su precio y ahora se cotizan sobre los 34 pesos, por lo que su valor en la bolsa está próximo a los 100 mil millones.

Según explicó el analista bursátil de Intercam Casa de Bolsa, Alik García, la corrección de las acciones de la televisora se relaciona con la iniciación en 2015 de un proceso de reestructuración de contenidos, aunado al aumento de sus precios en publicidad.

Como consecuencia “sus clientes comenzaron a buscar alternativas para distribuir publicidad de sus productos, enfocándose principalmente en compañías de video por internet”, entre otros factores, según el experto.

Desde el primer trimestre del año pasado, Televisa modificó su esquema de cobro por publicidad para basarlo en el nivel de rating de los contenidos, en lugar de su anterior sistema de anuncios con costo fijo por spot.

Dicha acción significó afectaciones a los ingresos de la compañía, excepto únicamente por el periodo en el que se llevó a cabo el mundial de fútbol.

Al respecto también habló Manuel González, analista de Punto Casa de Bolsa, quien dijo que esta caída “se podría atribuir a que las perspectivas para la compañía no son muy favorables. Los ingresos por contenidos han venido disminuyendo, en parte por un menor apetito por publicidad en México”.

Se espera que este 2019 esta situación siga creciendo, pues no se tendrá el efecto de la publicidad del Gobierno que se tuvo el año pasado, que hubo además periodo electoral.

Asimismo la compañía resintió el menor gasto que el nuevo Gobierno destinó a publicidad por televisión abierta.

“Hay una percepción del mercado de una afectación por este tema. La trayectoria descendente en la venta de publicidad seguramente se mantendrá para el resto del año”, dijo Alik García.

Además, Montserrat Antón, analista de Invex, consideró que en Sky las cifras también presentan poco dinamismo y que no contemplan que este año se sumen más clientes a la base de usuarios.

“El reto está en mejorar el ingreso por suscriptor de la mano de mayores servicios; pero, somos poco optimistas de que esto ocurre de forma evidente en el corto plazo”, agregó.

No obstante, de acuerdo con Manuel González este sector tampoco pinta muy favorable, ya que se ha registrado una gran cantidad de desconexiones y, nuevamente, este año no contará con los ingresos que se dieron en 2018 por el mundial de fútbol.

En los meses que han transcurrido de 2019, las acciones de Televisa se han situado como las más bajistas del IPC, con un descenso del 29 por ciento. Así, éste sería su quinto año consecutivo de caída, ya que la última vez que cerró un balance mensual en positivo fue en 2014, con un alza de 27.8 por ciento.

Bonos de deuda al rescate

En medio de esta situación, Televisa anunció la colocación de un bono de deuda por 750 millones de dólares ante la Comisión de Valores de Estados Unidos con una tasa de 5.250 por ciento con vencimiento en 2049. Se espera que la oferta termine el 24 de mayo.

Emilio Azcárraga Jean. Foto: Especial

La empresa explicó que los recursos brutos provenientes de la oferta, antes del descuento por colocación y otros gastos de la misma, serán de 739.4 millones de dólares.

“Televisa planea utilizar los recursos netos obtenidos de la emisión para fines corporativos en general, mismos que pueden incluir el pago anticipado la recompra de la deuda existente”, puntualizó.

Entre los agentes colocadores estarían BBVA Securities Inc., Citigroup Global Markets Inc. y Goldman Sachs & Co. LLC.

Peña Nieto dio más de 6 mil millones a Televisa en su sexenio

En 2012 Enrique Peña Nieto fue el candidato de Televisa. Así lo evidenciaron decenas de analistas, periodistas, académicos y especialmente miles de jóvenes que se unieron el movimiento #YoSoy132.

Un candidato construido y apoyado por uno de los consorcios mediáticos más potentes y venales de todo el mundo.

En ese 2012 “ganó” (con muchísimas irregularidades) las elecciones presidenciales Enrique Peña Nieto. ¿También lo hizo Televisa?

Angélica Rivera, Enrique Pe–ña Nieto, entonces gobernador del Estado de México y Emilio Azcárraga Jean, presidente del Consejo de Administración— del Grupo Televisa. Foto: Iván Méndez/Cuartoscuro

¿Pago del “apoyo”?

Desde que Enrique Peña Nieto se convirtió en presidente de México, el conglomerado mediático Televisa recibió más de 6 mil millones de pesos en contratos de publicidad oficial, sin contar lo asignado a sus filiales regionales y otras empresas anexas.

Así lo reveló una investigación realizada en noviembre de 2018 por el periodista César Huerta de este portal. 

De acuerdo el portal de transparencia del Gobierno Federal Compranet (revisado a través de la plataforma Contratabook), del 2013 a la fecha, Grupo Televisa ha sido favorecido con 380 contratos por un monto de 6 mil 178 millones 352 mil 445 pesos.

La mayoría de los contratos otorgados por el gobierno de Peña Nieto a Televisa fueron asignados por vía de la adjudicación directa, es decir, no se abrieron licitaciones ni hubo concursos para que otras empresas compitieran por el otorgamiento de los servicios contratados.

El consorcio mediático figura en el padrón del Gobierno Federal con distintas denominaciones sociales. Algunas veces aparece simplemente como Televisa, otras como Grupo Televisa o como Televisa S.A. de C.V., y unas más como Televisa Comercial S.A. de C.V. Esto se hace, según fuentes consultadas por Polemón y que prefirieron guardar el anonimato, para tratar de ocultar la concentración excesiva de la publicidad oficial.