Este sábado el Presidente Andrés Manuel López Obrador acudió a Tijuana (donde “inicia la patria”) para un acto masivo.

La intención del mandatario al principio era fijar una postura ante la inminente imposición de aranceles a todo producto mexicano, ordenada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Sin embargo, las negociaciones que hiciera la delegación mexicana encabezada por Marcelo Ebrard en Estados Unidos fueron buenas e impidieron que se impusieran los aranceles.

Así pues, el acto masivo que en principio era para fijar postura, se convirtió en la celebración de algo que se consideró un triunfo de la diplomacia mexicana ante un presidente estadounidense que juega a encender fuegos donde se le dé la gana.

El caso es que, en el Hotel Lucerna, donde se hospedó el mandatario en la ciudad fronteriza, una pareja se casó. Y quisieron las coincidencias que, cuando estaban en plena boda, llegara el mandatario mexicano al hotel. Los novios aprovecharon para pedirle a AMLO que se tomaran una foto con ellos.

La novia, que tiene el usuario en Instagram “liz_your_realtor”, subió la imagen de ella, su ahora esposo y el mandatario de México, con el siguiente mensaje:

“Como cuando el #Presidente de #Mexico llega a tu #boda! #AMLO #Tijuana @lucerna_tijuana #pictures @ktower_tijuana #wedding #good times #specialGuest #invitado @lopezobrador #smiles #bestdayever #feliz #married”.

El novio, que se llama Roberto Carrillo, subió la misma foto a su cuenta de Twitter, y también mostró su contento:

 

 

A los tres se les ve felices, aunque más a los novios. No todos los días uno se casa, y no todos los días, a la boda de uno, va el Presidente (aunque se de pasadita…).

Un usuario en Twitter les puso a los recién casado el siguiente mensaje: