Después de que su mano derecha, Emilio Zebadúa, aceptó colaborar con la Fiscalía General de la República (FGR) y comenzó a revelar los presuntos desvíos de recursos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, la ex titular de la Sedesol y la Sedatu, Rosario Robles Berlanga, solicitó un criterio de oportunidad a la FGR para comenzar a hacer lo mismo que su ex-subordinado y dar cuenta de la corrupción en el caso de la Estafa Maestra.

De acuerdo con su defensa, Rosario Robles está lista para acogerse a esta figura jurídica que le daría menos años en la cárcel y otros beneficios, a cambio de dar información a las autoridades y testificar en contra de personajes con mayor jerarquía en el gobierno anterior, como el ex Presidente Enrique Peña Nieto y su mano derecha, Luis Videgaray. 

Rosario Robles Berlanga se encuentra recluida en el penal femenil de Santa Martha Acatitla desde agosto de 2019 y enfrenta un proceso penal por el ejercicio indebido del servicio público por el llamado caso de corrupción de la Estafa Maestra, en el cual fueron desviados más de 5 mil millones de pesos, mediante la celebración de 27 convenios entre 2014 y 2018 con la Universidad Autónoma de Morelos; la Universidad Politécnica Madero de Hidalgo; la Universidad Politécnica de Quintana Roo; la Universidad Politécnica de Chiapas; el Sistema de Televisión de Quintana Roo y el Sistema de Radio y Televisión de Hidalgo.

Además, la FGR tiene pendiente imputarle una orden de aprehensión por delincuencia organizada y lavado de dinero. 

En agosto de este año, Epigmenio Mendieta, quien es abogado de Rosario Robles, señaló en ese momento que su cliente descartaba acceder a un criterio de oportunidad porque no tenía a quien delatar, un video que entregar o recursos económicos obtenidos por algún delito cometido y con ello reparar el daño causado al erario público.

El próximo 8 de diciembre, Rosario Robles tendrá una audiencia intermedia en la que podría  declararse culpable por el delito de ejercicio indebido del servicio público, aceptar un proceso abreviado y con ello obtener como beneficio por parte del juez una pena reducida.