Después de las múltiples críticas en redes sociales que recibió Enrique Krauze tras revelarse que fue el orquestador de una campaña de guerra sucia contra Andrés Manuel López Obrador para impedir que llegara a la Presidencia, el periodista Ricardo Alemán salió en su defensa y a solidarizarse con él.

Mediante un mensaje en la red social Twitter, Alemán condenó la “persecución del gobierno de López Obrador contra Enrique Krauze, sin embargo su apoyo fue matizado al recriminarle haber participado en un linchamiento en su contra que supuestamente AMLO ordenó en su contra el 10 de mayo del año pasado.

Y remató al intelectual de la revista Letras Libres y la Editorial Clío, con una frase: “los carniceros de hoy serán las reses de mañana”! El tiempo!”.

Ricardo Alemán terminó burlándose del linchamiento que actualmente sufre Krauze debido a que el historiador no sólo lo dejó solo, sino que lo condenó en redes sociales por haber publicado un tuit en mayo del año pasado sugiriendo a los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, asesinar a su líder en un acto de fanatismo.

Tras haber publicado el polémico tuit que generó una gran ola de indignación en redes sociales, incluida la reprobación del propio Krauze, quien en la misma red social calificó el hecho como “peligroso, irresponsable, inadmisible, reprobable, repudiable”.

Tras lo escrito por Alemán, los usuarios de la red social Twitter crearon el hastag #NoAlPeriodismoSicario, para pedirle a las autoridades tomar cartas en el asunto y a los directores de los medios de comunicación en los que colaboraba el periodista, dejar de darle cabida por hacer apología del delito.

Y la petición dio resultados: Ricardo Alemán fue despedido de Televisa, Once TV y Milenio “por incitar al odio”.

Desde entonces, Alemán ha negado los hechos y ha reiterado una y otra vez que su despido de los grandes medios se debió a una campaña de linchamiento en su contra realizada por Morena y la presión de AMLO con el fin de que lo despidieran de sus espacios informativos por ser crítico a él y su movimiento.

No obstante, hasta sus propios compañeros en el plano ideológico, abandonaron a Ricardo Alemán y se negaron a darle su respaldo, entre los cuales figura Enrique Krauze, quien ahora que pasa por una situación similar, también se ha autoproclamado como víctima de una persecución del poder e inclusive se ha comparado con la periodista Carmen Aristegui.