La revista Proceso reveló los nombres de los mecenas que ‘apadrinan’ a la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), una plataforma desde la que Claudio X. González Guajardo ha construido el bloque antagónico al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Destacan ex presidentes y miembros del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), de acuerdo al reportaje del periodista Álvaro Delgado. El primer donador de recursos a MCCI fue el padre de Claudio X., quien tiene el mismo nombre, Claudio X. González Laporte, y aportó 2 millones de pesos.

El segundo donativo también provino de él, pero a través de  Kimberly-Clark, su empresa familiar fabricante de jabones, papel higiénico y toallas sanitarias, que aportó 3 millones más.

 

Álvaro Delgado precisa que con esos 5 millones de pesos nació MCCI, el grupo de presión que Claudio X. hijo presidió de 2016 hasta el pasado mes de julio y cuya sucesora, María Amparo Casar Pérez, ha sido coordinadora de asesores del secretario de Gobernación de Vicente Fox, y  Santiago Creel, tutor político del ex candidato presidencial Ricardo Anaya y de Marko Cortés.

“A partir de los donativos familiares a la organización civil de González Guajardo, depositados el jueves 16 de abril de 2016, como consta en documentos que obtuvo Proceso, comenzó la cascada anual de transferencias millonarias por parte de prominentes empresarios que, desde la elección de 2006, se han opuesto radicalmente a López Obrador”, señala el periodista.

Claudio X. González Laporte. Foto: Especial.

Las aportaciones a MCCI se estiman en un promedio anual de 70 millones de pesos, dice el semanario. Entre los donadores de estos recursos se encuentran el ex presidente del CMN, Valentín Diez Morodo, quien encabeza el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología y el Instituto Mexicano para la Competitividad.

Valentín Diez Morodo

Otro de ellos es Antonio del Valle Ruiz, ex dueño del banco HSBC y presidente del Grupo Kaluz, padre del actual presidente del CMN, Antonio del Valle Perochena.

Antonio Del Valle Ruiz.

Uno de los mecenas de MCCI es Alejandro Ramírez Magaña, quien presidió “la cúpula de cúpulas” en la elección de 2018, cuando impulsó el proyecto presidencial de Ricardo Anaya.

Alejandro Ramírez Magaña con Felipe Calderón y Margarita Zavala.

También financian a MCCI  Eduardo Tricio Haro, accionista mayoritario de Grupo Lala y de Aeroméxico.

Eduardo Tricio Haro con Peña Nieto.

La revista menciona además a la familia Chedraui, propietaria de las tiendas de autoservicio que tienen el mismo nombre. Según Proceso, han aportado a la causa de Claudio X. 5 millones de pesos desde 2016.

Dueños de Chedraui.

Otros donantes son el regiomontano Juan González Moreno, hijo de Roberto González Barrera y presidente del consejo de administración de Gruma, quien aportó 2.5 mdp al año.

El tapatío Carlos Álvarez Bermejillo, dueño de Laboratorios Pisa donó 3 millones de pesos.

Al igual que ellos, el empresario Alejandro Martí, entregó alrededor de 14 mdp a través de la asociación Sistema de Observación para la Seguridad Ciudadana; el Centro de Estudios Espinosa Yglesias otorgó 2 mdp, y Banamex 2 mdp.

 

Alejandro Martí. Foto: Especial

De acuerdo con el medio, MCCI comenzó a recibir aportaciones desde antes de junio de 2016, cuando obtuvo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) le autorizó a  recibir donativos nacionales y extranjeros; el dinero que le depositan es deducible de impuestos. Sin embargo, aunque la organización se conduce con la bandera de la transparencia, lo cierto, dice el periodista, es que maneja con opacidad las donaciones que recibe, y en algunos casos no cuadran con lo que reporta al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Del 18 de junio al 31 de diciembre de 2016, la organización recibió 97 millones de pesos para un total de 136 mdp en donativos solo ese año. En 2017 recibió 73 millones 57 mil 528 pesos; en 2018 60 millones 856 mil 296 pesos; y en 2019 73 millones 990 mil 482 pesos.

 

La revista destaca que González Guajardo  encabeza ahora la iniciativa “Sí por México” que, por consejo de los historiadores Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín, pretende establecer un “bloque” electoral contra López Obrador en las elecciones de 2021 y cuya “agenda ciudadana” ya asumieron los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

“PRI: bienvenido al sí”, respondió con entusiasmo González Guajardo al presidente nacional de ese partido, Alejandro Moreno, quien se sumó a la iniciativa con toda la carga de corrupción del gobierno de Enrique Peña Nieto.

“¡Estaremos muy contentos de avanzar juntos por el bien de México!”, dijo el priista.

El expresidente Vicente Fox (PAN) expuso su respaldo a Sí por México,  y está en curso la incorporación del ex panista Felipe Calderón, tras el fracaso por obtener el registro de su partido político (México Libre).

“La corrupción de esos partidos y sus personajes parece no importarle al impulsor de Sí por México”, resalta el periodista.

La organización MCCI rápidamente respondió al reportaje publicado por Proceso y aclaró en una carta que las actividades de Claudio X. resultaban incompatibles, por lo que renunció a su cargo.

“Desde el momento de su renuncia, el Dr. González Guajardo no tiene ninguna injerencia en la vida interna de MCCI, no forma parte de su Consejo Consultivo, ni de ningún órgano de dirección. MCCI no tiene ninguna relación institucional con el colectivo Sí por México. Respetamos su trabajo, como el de muchos otros colectivos y redes ciudadanas, pero sus acciones son independientes de MCCI”, señala.

Integrantes de MMCI. A la extrema derecha Claudio X. González. Foto: Revista Chilango.

La organización asegura que todas sus contribuciones fiscales están al corriente, y los nombres de los donantes se mantienen en secrecía para garantizar la independencia y libertad de los investigadores de MCCI.

“Con la finalidad de garantizar la independencia y libertad de los investigadores de MCCI, así como la seguridad e integridad de nuestros donantes, la identidad de los mismos no es divulgada ni al interior ni al exterior de la organización. Reiteramos que esto no significa que MCCI opere en la opacidad, pues toda la información es entregada a las autoridades. Las donaciones recibidas, sin importar la cuantía, no generan derechos ni injerencia, directa o indirecta, sobre la toma de decisión en nuestras actividades o funcionamiento”.

 

Asimismo, sin mencionar a AMLO, señalan que la revelación de esta información sólo puede interpretarse como un esfuerzo deliberado  “por exhibir e intimidar a quienes apoyan nuestro trabajo”, y “por acallar la crítica, limitar la libertad de expresión y promover la polarización desde el Gobierno Federal”.

Por la mañana, AMLO se refirió al reportaje en su rueda de prensa y habló al respecto de los Claudio X.

“Entonces, este es el señor Claudio X. González, que es nuestro adversario, es hijo de Claudio X. González, el que fue asesor de Salinas y siguió teniendo mucha influencia con Zedillo, con Fox, con Calderón, con Peña Nieto. El papá le recomendó a Peña que aumentara al doble la gasolina y Peña le hizo caso, entonces tienen mucha influencia”.