Contactanos

 

Barristas y policías tapatíos. Foto: Cuartoscuro

Taim-Lain

Rebelión por amor al futbol

Clásico tapatío, cuartos de final. Atlas va perdiendo por goleada ante las Chivas: los jugadores rojinegros no meten ni las manos. Entonces, de repente, un aficionado salta a la cancha y tras él una avalancha de jóvenes provenientes de la Barra 51. El partido se suspende momentáneamente e interviene la fuerza policial. Hay 10 detenidos. La prensa vocifera: “violencia, violencia, violencia”.

Para el académico de la Universidad Iberoamericana, Samuel Martínez López, destacado especialista en el análisis social del deporte y cofundador de la Red de Investigadores sobre Deporte, Cultura Física, Ocio y Recreación, la invasión a la cancha del Estadio Jalisco por los aficionados de Atlas no se trató de un acto de violencia como lo señalaron directivos y medios de comunicación, más bien fue, piensa, un acto de protesta porque las cosas no salieron tal y como estaban planeadas.

“Fue una manifestación de entusiasmo de los miembros de la barra que se lanzaron para demostrar su pasión y que no estaban de acuerdo con lo que estaba pasando en la cancha. Fue una muestra del amor al equipo, un acto de pasión futbolística del club, por el Atlas, por lo que ellos consideran que es valioso y lo mejor para el equipo”.

El académico de la Ibero apunta que la violencia tiene muchas definiciones y casi siempre el poder es quien define la violencia. De ahí que en este caso, según el investigador, fueron las instancias del poder en el futbol, las televisoras y los medios de comunicación que pertenecen a un mismo grupo, quienes impusieron la idea que se trató de un acto de violencia.

“La versión de los dueños del futbol es una definición muy reduccionista, simplista. Ve esos actos como actos criminales de manera muy injusta, con una visión que estigmatiza a los jóvenes que están en las barras, sin comprender sus dinámicas. Desde ese punto de vista tan conservador políticamente, lo estigmatizan como un acto de violencia, pero yo no creo que haya sido un acto de violencia”, menciona Samuel Martínez en entrevista telefónica con la revista Polemón.

El presidente de Atlas, Gustavo Guzmán.

El presidente de Atlas, Gustavo Guzmán.

Para el destacado investigador, la reacción de quienes tienen el poder en el futbol es normal, pues proviene de un grupo de personas que pertenecen a un sector económico alto, con poder político para imponer su visión conservadora de lo que es un país.

“Ellos tienen muy claro que cuando es afectado el negocio, cuando algo se sale de la lógica del negocio, cuando algo rompe las normas del negocio y afecta a la marca Atlas y el desarrollo del espectáculo, ellos lo ven como un atentado gravísimo porque en juego está su dinero y su capital político. Las reacciones que tienen son las reacciones normales, ortodoxas, las reacciones del sistema”.

En contraposición, Samuel Martínez señala que no se debe olvidar que la mayoría de los jóvenes en México viven entre la desigualdad, la injusticia y la pobreza, pocas oportunidades de desarrollo y no tienen muchas posibilidades de ingresar a las universidades o acceder a un empleo bien remunerado.

Anuncio publicitario. Siga deslizando para continuar leyendo
Un joven barrista entra a la cancha del Estadio Jalisco. Foto: Internet

Un joven barrista entra a la cancha del Estadio Jalisco. Foto: Internet

Un problema estructural que, según el académico, tiene su origen en una política oficial de ajuste estructural, la cual nació en México con la implantación del neoliberalismo en los años ochenta. Ésta estableció que los jóvenes de sectores populares deben tener como máxima aspiración ser obreros calificados.

De ahí que para el investigador, sean los primeros en ser castigados cuando se salen del huacal y rompen las normas.

“Los jóvenes que están en las barras son unos jóvenes entre millones de jóvenes que reciben exactamente lo mismo. ¿Qué reciben del poder, del sistema económico-político y de los empresarios? Reciben ataques, pocas oportunidades de desarrollo, son vistos siempre como criminales en potencia, como delincuentes, criminales, peligrosos, salvajes, pseudo-aficionados”.

La fianza, un acto de poder desmedido

Poco después de la invasión a la cancha y la detención de los jóvenes, el presidente de Atlas, Gustavo Guzmán, condenó ante la prensa a los barristas: “que se pudran en la cárcel”. Envió también a un grupo poderoso de abogados para que sus deseos y los del dueño de Atlas y Tv Azteca, Ricardo Salinas Pliego, se cumplieran. Un día después, el juez dictó a los barristas detenidos una fianza imposible de pagar: un millón de pesos.

Ante esta situación, Samuel Martínez considera que enviar a los barristas a la cárcel como si fuesen delincuentes, acusándolos de terrorismo y vandalismo, son medidas excesivas.

Sobre todo, para él, la fianza “es un acto de poder desmedido, injusto, fuera de toda comprensión, de toda lógica, porque lo que están tratando de hacer es poner un castigo ejemplar y lo que están haciendo es ejercer una violencia contra estos jóvenes que de alguna manera están indefensos porque no tienen los recursos, porque no tienen el capital político que otros tienen. Si esto lo hubieran hecho jóvenes de clase media alta, ten por seguro que no los hubieran castigado así”.

Nueve barristas de Atlas fueron consignados. Foto: Fiscalía General de Jalisco

Nueve barristas de Atlas fueron consignados. Foto: Fiscalía General de Jalisco

Lo cual, de acuerdo con el investigador de la Ibero, forma parte de una política internacional en el futbol, en la cual se castiga a los que no se comportan como buenos consumidores.

“Detrás de todo esto está una idea de que la persona que asiste a un espectáculo a ver futbol se comporte como un buen consumidor. ¿Qué quiere decir? Que no hagan nada que se salga de la película que tiene trazada la FIFA para que se vuelva buen negocio. Todo lo que atente al consumo y no genere buen negocio lo ven como un estorbo (…) No les está importando el amor al club, que se maten por el club, que apoyen en momentos buenos y malos, simplemente están siguiendo una lógica de negocio”.

Pancarta en una manifestación de barristas de Atlas a las afueras del Club en 2013. Foto: César Octavio Huerta

Pancarta en una manifestación de barristas de Atlas a las afueras del Club en 2013. Foto: César Octavio Huerta

¿Qué pueden hacer los jóvenes barristas ante esta problemática?

“Lo que tienen que hacer es organizarse, conectarse con otras redes de personas que están luchando por lo mismo, porque haya más justicia, para que a los jóvenes no se les reprima y se les discrimine y empezar a capacitarse, educarse. Si realmente les interesa el club y el futbol tienen que darse cuenta que el futbol no termina en la cancha, tiene que ver con toda la sociedad y para entender qué está pasando en una cancha de futbol hay que entender a toda la sociedad, pues vivimos en un momento muy difícil en México”.

Anuncio publicitario. Siga deslizando para continuar leyendo

“Lo peor que pueden hacer es aislarse, hay que conectarse, dialogar con otras barras, hacer fuerza con otros grupos sociales de animación y con respeto ir avanzando para que se les respeten sus derechos, para que puedan exigir mejores condiciones en los estadios, para que puedan hacer lo que les gusta y además puedan promover que vivamos en un país más justo y democrático. Desde el fútbol se puede hacer todo”.

Avatar
Escrito por

Reportero. Antropólogo en formación. Me gusta escuchar a las personas y contar sus historias. Interesado en los movimientos sociales, los derechos humanos y la investigación del futbol desde una perspectiva social.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Támbien te puede gustar

Taim-Lain

En el marco de la discusión de la reforma al Poder Judicial, trabajadores del Consejo de la Judicatura Federal se preparan para orquestar un...

Taim-Lain

Hace poco más de 34 años, el expresidente neoliberal Carlos Salinas de Gortari, inició la privatización de los bancos estatales mexicanos los cuales hasta...

Taim-Lain

El Presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que con la implementación del IMSS-Bienestar, cualquier persona podrá ser atendida en los hospitales públicos tanto del...

Taim-Lain

El Presidente Andrés Manuel López Obrador criticó al Poder Judicial por intentar evitar la Reforma Judicial eliminando la mayoría calificada en la Cámara de...