Por: Redacción (@revistapolemon)

11 de julio 2018.- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador promoverá la Ley de Voluntad Anticipada en todo nuestro país, la cual abrirá la posibilidad a los enfermos terminales de expresar por adelantado si desean o no recibir algún procedimiento o tratamiento médico para alargar su vida.

La Voluntad Anticipada ofrece atención paliativa y cuidados al final de la vida de un paciente en etapa terminal, haciendo énfasis en el acompañamiento del paciente durante esa etapa, sin prolongar o acortar su vida, sino respetando el momento natural de la muerte.

Según indicó la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, esta Ley será impulsada en todos los estados del país y en aquellos donde aún no cuenten con ella, se promoverán reformas en los códigos civiles “para consagrar el derecho a una muerte digna”.

Esta legislación ya es aplicada en algunas partes de nuestro país, como la Ciudad de México, Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, el Estado de México, entre otros.

Según la Encuesta Nacional sobre Muerte Digna elaborada en 2016 por la entidad Por el Derecho a Morir con Dignidad (DMD), 68.3 por ciento de los mexicanos dice estar a favor de la opción de poder adelantar la muerte en caso de que una persona esté en fase terminal, mientras que 31.7 por ciento se dice en contra.

No obstante, cuando se preguntó a la población si estaba de acuerdo con que sea el médico quien ayude a morir mediante el suministro de sustancias legales, 56.4 por ciento contestó a favor y 43.6 en contra.