La revista Proceso que durante muchos años fue vinculada con el pensamiento de izquierda, hoy se ha derechizado.

En un movimiento editorial que tomó por sorpresa a propios y extraños, Proceso decidió prescindir de las colaboraciones del académico de la UNAM, John Ackerman, el escritor Fabrizio Mejía Madrid y el caricaturista Rocha. 

Fue el propio John Ackerman quien dio a conocer la noticia a través de una publicación en sus redes sociales, en la cual narró lo sucedido.

En primer lugar, Ackerman aclaró que el despido no tiene nada que ver con la crisis financiera que hoy sufre la revista Proceso, pues él ofreció seguir colaborando con la revista de manera gratuita y “solidaria”.

Sin embargo, desde hace dos semanas, el nuevo director de Proceso, Jorge Carrasco Araizaga, dejó de responder los mensajes del académico de la UNAM y en el último número de la revista su nombre junto con el de Mejía Madrid, ha sido borrado de la sección “Análisis” que siempre aparecía en la página legal de la publicación.

“La manera tan opaca e indigna de manejar esta situación hace pensar que la decisión no respondería a cuestiones editoriales o financieros, sino más bien a intereses ideológicos y políticos” denunció Ackerman.

Jorge Carrasco Araizaga, el nuevo director de Proceso.

Tras la denuncia, Ackerman agradeció al anterior director, Rafael Rodríguez Castañeda, por haberle dado la oportunidad de colaborar durante los últimos 14 años en el semanario y se lamentó porque ya no podrá tener su “apreciada cita con los muy distinguidos lectores de Proceso”.

“La buena noticia es que ya me he acostumbrado a los cambios y no cejaré ni por un instante en apoyar la lucha del pueblo mexicano por la verdad, la democracia y la transformación social, independientemente de la trinchera donde me toque librar las próximas batallas. Venceremos” expuso el académico de la UNAM.

 

Por su parte el escritor Fabrizio Mejía Madrid secundó lo publicado por John Ackerman en un mensaje en la red social Twitter en el que se quejó de la poca pluralidad que hoy tiene la revista Proceso.

El volantazo a la derecha por parte de Proceso no es casual. Algunas fuentes al interior del semanario señalan como responsable de esta nueva línea editorial a María Scherer Ibarra, la hija del fundador Julio Scherer García.

María Scherer es propietaria de la revista Proceso y titular del Consejo de Administración de dicha publicación, luego de que su hermano Julio Scherer Ibarra, renunciara a ese cargo para formar parte del Gobierno de López Obrador, como consejero jurídico de presidencia.

De acuerdo con el perfil laboral que tiene en LinkedIn, María Scherer ha desempeñado las siguientes funciones en la revista Proceso: Responsable del establecimiento de políticas comerciales, creación de manual de publicidad, evaluación de las áreas de publicidad y marketing. Responsable de elaboración del plan comercial y políticas de ventas, atención de clientes VIP, establecimiento de tarifas, precios y comisiones, políticas y condiciones para el pago de comisiones. Aprobación de presupuesto y supervisión de campañas internas y por producto.

María Scherer está casada con Juan Ignacio Zavala, hermano de la ex candidata presidencial Margarita Zavala y cuñado del ex presidente Felipe Calderón, quien pretende volver a la función pública mediante su partido México Libre. 

Fernando Rivera Calderón, Carlos Puig, Juan Ignacio Zavala, María Scherer y Alberto Tavira.

Recientemente, María Scherer se incorporó a Latinus, un medio abiertamente anti-AMLO que dirige Carlos Loret de Mola y pertenece a Miguel Alonso Olamendi, quien fuera secretario y mano derecha del actual gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles.