Ayer, en redes sociales, hubo varias personas que criticaron al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por no haber asistido al funeral de la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso Hidalgo, y de su esposo, el senador y también ex gobernador de dicha entidad, Rafael Moreno Valle.

Hoy, en su acostumbrada rueda de prensa matutina, el mandatario explicó que hubo gente de su gobierno que acudió al funeral, como la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, pero que él no lo hizo porque consideró que eso era lo más conveniente, y explicó el contexto:

No me gusta andarme por las ramas, y estoy acostumbrando a llamar al PAN PAN y al vino vino, y había ayer un ambiente que crearon exprofeso los conservadores de siempre, no todos pero una minoría, que actúan de manera muy mezquina. La derecha, los conservadores, además de la hipocresía, y de caracterizarse por ser muy corruptos, también son mezquinos. Aquí no quiero generalizada, no quiero hablar de todos los conservadores, de todo los de la derecha. Pero sí hay un grupo muy mezquino, que en redes sociales ayer empezaron de hablar de la responsabilidad del gobierno que represento, a crear un ambiente de ese tipo. Por eso hubieron expresiones de protestas en el acto que se hizo en Puebla, también, expresiones en contra de la secretaría de Gobierno.

Entonces, ante este ambiente, dijo el mandatario:

Para no hacer hacerles el juego a estos provocadores, mezquinos, pues decidió actuar de manera prudente, no caer en ninguna provocación, y esperar al día de hoy para informarles sobre todo esto.

De la campaña para responsabilizar al gobierno del percance en Puebla

A quienes, desde la derecha, han estado tratado de desinformar a la gente, el Presidente les pidió que sean más responsables. Y afirmó que deben comprender los tiempos, pues los mexicanos ya no se dejan engañar como antes. Afirmó que las derechas con sus campañas solamente hacen el ridículo. Y agregó que hay muchos ciudadanos que lo defienden, porque están despiertos y saben que la política ya no es asunto de unos cuantos, sino de todos:

Los que están anclados en el pasado, en las prácticas del viejo régimen, los que se quedaron en el almanaque, pues no entienden que existe una nueva realidad. Entonces, ¿cómo se atreven a llevar a cabo una campaña de manipulación si ahora hay millones de especialistas en todo lo que tiene que ver con el manejo de la información? Cada ciudadano es un comunicador, cada ciudadano es un medio de comunicación. Ese es el gran cambio, entonces echan a andar una campaña sucia, de mala fe, y se les revierte. Porque el pueblo de México ha despertado. Ojalá y todo esto sirva para que poco a poco se vaya entendiendo de que ya es una situación completamente distinta. Yo no tengo ni siquiera que defenderme, o sea, me están defendiendo millones de mexicanos […] La política es asunto de todos, no es asunto de unos cuantos.