En Jalisco, al gobernador Enrique Alfaro Ramírez se le esfuma entre los dedos su estrategia para abatir la propagación de Covid-19. Hace un par de semanas, la entidad jalisciense se encontraba en la posición 29 de los estados con menos contagios, y al comienzo de junio se coloca en el décimo lugar con más casos de coronavirus.

La reacción del mandatario —quien ha montado una estrategia política durante la pandemia para cristalizar su aspiración presidencial— no ha sido otra que la de refunfuñar y ‘regañar’ a sus ciudadanos, a quienes ha endeudado de manera escandalosa con un mega crédito por 6 mil 200 millones de pesos, que, —si no pasa otra cosa— terminarán pagando hasta el 2039.

En un video que subió a sus redes sociales, Alfaro Ramírez responsabilizó a la población del aumento de casos, pero él se deslindó de culpa, no obstante que desde el lunes pasado reinició sus giras por la región sur de su estado en los municipios de Sayula, Zapotlán El Grande y San Gabriel.

“Necesitamos que la gente haga su parte. El gobierno no ha aflojado, el gobierno estamos concentrados en nuestro trabajo. Desafortunadamente, nuestra sociedad, los jaliscienses sí aflojamos las medidas de aislamiento”.

El gobernador jalisciense reaccionó así a los reportes del Sistema Radar Jalisco de la Universidad de Guadalajara, que este martes arrojaron datos de  322 nuevos casos y 16 decesos por Covid-19 en un solo día.

Para Alfaro Ramírez,  el que Jalisco ya esté en el lugar 10 a nivel nacional con más contagios de Covid-19, es reflejo de que los ciudadanos no se quedaron en casa y no respetaron las medidas de sana distancia. La confusión en los mensajes gubernamentales y la reapertura económica en pleno pico de contagios, no fueron factor, aseveró.

Sin embargo en su cuenta de Twitter, donde su equipo de comunicación no tiene tanto margen de maniobra —como en Facebook— para manipular los mensajes, recibió una andanada de críticas.

Policía tortura y asesina a joven por no llevar cubrebocas

Pero mientras Alfaro Ramírez se enreda con sus propias palabras y decisiones, los cuerpos policiacos de la Zona Metropolitana de Guadalajara continúan reprimiendo a la población que no porta cubrebocas, una medida que impulsó el mandatario jalisciense al decretar su uso obligatorio, so pena de arresto y encarcelamiento hasta por 36 horas.

Los llamados de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) a  las autoridades para que se conduzcan con respeto hacia las personas durante la contingencia sanitaria no han surtido efecto. Los cuerpos policiacos actúan con violencia —principalmente contra la gente de escasos recursos— y ya ocasionaron la muerte de un joven del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos que trabajaba como albañil.

El hecho sucedió el pasado 4 de mayo, pero hasta este miércoles sus familiares decidieron hacer público el asesinato de Alejandro Giovanni López Ramírez, mediante un video difundido en redes sociales.

Giovanni había salido con su familia a cenar, cuando policías de Ixtlahuacán de los Membrillos los detuvieron por no usar cubrebocas en la vía pública, sin embargo a él, lo golpearon, lo llevaron detenido y al día siguiente lo entregaron muerto.

En una entrevista para LatinUs, Christian, hermano de Giovanni, relató que el  4 de mayo por la noche caminaban con su tía por la calle, pero ninguno usaba el cubrebocas, los llevaban en la mano.

“Llegaron los policías a hacer una redada de levantar gente que no trajera cubrebocas. Íbamos a ir a cenar y llegaron y nos agredieron. A mi hermano lo agarraron como diez policías, a mí también, pero yo me alcancé a zafar y a él lo estaban golpeando, torturando, ahorcando ahí. Yo en ese momento empecé a grabar”.

En el video se observa a elementos de seguridad sometiendo a Giovanni, mientras su hermano le gritaba que iban a ir por él.

-“¡Cállate, pinche joto!”, le dice un policía a Christian.

También se observa a la tía de ambos reclamarle al comandante el nivel de agresividad con el que trataron a su sobrino, pero éste  justifica la detención,  diciendo que ‘opuso resistencia’.

Christian, joven asesinado. Foto: Especial

Christian menciona que su tía logró contactar por teléfono al presidente municipal de Ixtlahuacán Eduardo Cervantes Aguilar, quien le aseguró que podría pasar al día siguiente a la Comisaría por su sobrino, pero cuando fue por él se encontró con la noticia de que Giovanni estaba grave en el Hospital Civil de Guadalajara porque “se les había pasado la mano”.

Fue por casualidad que la tía se enteró de la muerte de Giovanni, porque escuchó que una persona se refirió a él como “el finado”.

Las autoridades la remitieron al Servicio Médico Forense y ahí supieron que a Giovanni lo habían asesinado, incluso le habían disparado en la pierna izquierda.

“Los del Semefo no dejaban a mi tía abrir la bolsa, le decían que sí era y que no lo iba a ver y ella a fuerza lo quería ver para reconocerlo. Y mi tía, afuera del Semefo, lo abrió y ya vio que estaba todo golpeado, torturado, con un balazo en la pierna”, dijo Christian a LatinUs.

Foto: Especial.

El acta de defunción precisa que la muerte de Giovanni fue el martes 5 de mayo a las 22:20 horas y fue por traumatismo craneoencefálico.

Christian dijo que por temor a las amenazas del presidente municipal, tuvo que cambiar de domicilio, pero su familia no lo ha hecho. Incluso comentó que el alcalde le ofreció a su tía 200 mil pesos para que no difundiera el video en redes sociales, pero también les dijo que los mataría si la grabación se daba a conocer.

Al corte de esta edición, el presidente municipal de extracción priísta, respondió por lo acontecido en su cuenta de Twitter, pero sin mencionar las acusaciones que le imputa la familia de Giovanni.

El diario El Informador señala que el alcalde dijo no conocer el caso del joven, porque eso “sólo se le informa al juez municipal”. 

“Lo que por alguna ocasión, ya que investigando de manera extra oficial fue que había tenido problemas con la gente de la Guardia Nacional, que los andaba retando a golpes, pero es de manera extra oficial, no sé nada más”, expresó.

También comentó que ha preferido hacerse a un lado del caso, para que sea la Fiscalía del Estado de Jalisco la que investigue el asesinato del joven.

“Vino policía investigadora para deslindar responsabilidades y que se hiciera lo que se tuviera qué hacer, he tratado de no entorpecer el tema, no he preguntado yo mucho, todo lo que han pedido de documentos yo les dije que les dieran todas las facilidades de todo y si si hay alguna responsabilidad en contra de algún elemento, que se ejerza la ley, ese es mi posicionamiento”, manifestó.

Asimismo, negó haber intimidado a la familia mediante amenazas para que no divulgaran el video. 

Foto: Especial.

“Por el tema de que dicen que yo platiqué con alguien o que yo ofrecí dinero, esa no es mi manera de conducirme y yo nunca le he ofrecido dinero a nadie, al contrario, informé a las autoridades correspondientes en su momento. Si hay alguien contra quién ejercer la acción penal, que así se haga”, expresó Cervantes Aguilar.

Por este asunto, la  Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) informó que a partir del momento que tuvo conocimiento del caso a través de los medios de comunicación, inició de oficio la queja 4256/2020/III y emitió medidas cautelares respecto de lo sucedido.

Aquí puedes ver el análisis que hicimos sobre el tema en Polemón TV 👇