Todo inició cuando suspendieron la cuenta de Arne aus den Ruthen Haag, el ex funcionario (hoy inhabilitado por corrupción) de la delegación Miguel Hidalgo.

Grupos anti-AMLO dijeron que el hecho de que se hubiera suspendido la cuenta, era por culpa de Andrés Manuel López Obrador, y comenzaron a usar la frase: “Solicitamos a Twitter”, para pedir que la cuenta de Arne fuera puesta ora vez como activa.

Sin embargo, el tiro le salió por la culata. Y es que “Solicitamos a Twitter” se volvió tendencia, pero no para pedir la restitución de la cuenta de Arne, sino para exigir que suspendiera la de Felipe Calderón, porque además de incitar al odio, difunde muchas noticias falsas.

A tanto llegó la fuerza de la tendencia que pasó a ser una solicitud en Change.org, que le pide a Twitter que suspenda la cuenta de Felipe Calderón, pues se ha convertido en una fuente muy grande de noticias falsas.

“Consideramos que las “Fakes New” dañan mucho a un país y a las redes sociales y sobre todo cuando se atraviesan crisis como las actuales, por eso pedimos a quienes dirigen Twitter que eliminen la cuenta de Felipe Calderon (@FelipeCalderon) o por lo menos se le aplique un bloqueo temporal por compartir y generar noticias falsas como ocurriría con cualquier persona”

Aquí algunos ejemplos de la solicitud a Twitter para que la cuenta de Felipe Calderón sea suspendida: