Pascal Beltrán del Río, director del diario mexicano Excélsior, se molestó muchísimo porque la India mandó a México casi un millón de vacunas. No lo vio bien. Y menos porque el presidente lo manejó como un “gesto de solidaridad” del país asiático.

Fue en un tuit que Beltrán del Río mostró su enojo: “¿Cómo que India nos mandó vacunas “como gesto de solidaridad”? ¿Pues qué somos?”.

No contento con ello, vio cualquier acto de solidaridad como una humillación: “Eso es como cuando tu tía te manda la ropa usada de sus hijos”.

AMLO dijo que el envío de vacunas representó un “acto de solidaridad” porque la India tiene muchos pobladores y, sin embargo, su gobierno autorizó que la fábrica de vacunas ubicada en ese país mandara dosis al nuestro.

Ellos tienen mucha población, es el segundo país con más población en el mundo y, sin embargo, autorizaron las autoridades de la India que se entregaran las vacunas en México. Es un acto de solidaridad que, en efecto, nunca vamos a olvidar.

Hay países que no permiten eso. Por ejemplo, Estados Unidos prohíbe que la empresa Pfizer mande vacunas de su fábrica en ese país a otras partes del mundo. Por eso AMLO habló de “solidaridad”.

Pascal Beltrán del Río, surgido de la Revista Proceso en tiempo de Julio Scherer, se convirtió desde hace unos años en un periodista conservador y falaz. Además, su línea editorial y sus mensajes en redes sociales están alineados con la defensor de los intereses de las empresas de Olegario Vázquez Raña, dueño del Grupo Ángeles (al cual pertenece el grupo Imagen y el Excélsior). Y eso se ha notado mucho durante esta pandemia: Pascal tiene dueño, y muerde cuando su dueño se lo ordena: es su trabajo.

Es más, Grupo Imagen y la cuenta personal de Twitter de Pascal han servido para potenciar a personajes que, sin ser especialistas, se han presentado como tales en temas de salud, pandemia, etcétera (el caso de la Dra. Luarie Ann Ximénez-Fyvie, de Xavier Tello, Arturo Erdely, por poner sólo unos ejemplos).

Así pues, a Pascal le molestó mucho que llegaran vacunas. Y no lo pudo evitar. Por eso su tuit. Y tras ese tuit, claro, están los intereses del Grupo Empresarial Ángeles, de Vázquez Raña.

Además, dentro de esa estrategia que se le impone desde el Grupo Ángeles, Pascal también se ha dedicado a atacar a quienes apoyan a AMLO. Por ejemplo, a los moneros que de una u otra forma han simpatizado con el mandatario: