Se volvieron locos. O casi.

Ayer Andrés Manuel López Obrador anunció que la Organización Mundial de la Salud (OMS) invitó a Hugo López-Gatell, Subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, a formar parte de un grupo de expertos que redactará una actualización del reglamento para enfrentar pandemias (Reglamento Sanitario Internacional). La noticia es buena. Muy buena.

Pero hubo personas a la cual no les agradó la noticia: a los de la oposición. Y les dio tanto coraje que pareció que se volvieron locos. O casi.

Mientras hubo personas que celebraron la invitación, y lo consideraron un orgullo para el país, la oposición lo demeritó y continuó con su campaña de odio contra López-Gatell.

Quizás el mensaje que más odio esparció, y más impotencia, fue el conservador Gabriel Quadri, quien en su cuenta de Twitter escribió: “Si Gatell supiera lo que es la pendiente de una curva, o su derivada, o la integral o área baja la curva, o una curva logarítmica, no diría tantas sandeces. Pero parece que no pasó por quinto y sexto de preparatoria. ¿Dónde estudió?”.

Pero no sólo él. Hubo muchos críticos de AMLO que se enojaron por la invitación de la OMS a López-Gatell, y lo dijeron: