Empresarios, dirigentes de partidos y organizaciones civiles detractoras del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) han sostenido reuniones privadas en días recientes para darle forma a su propuesta y lista de candidatos que presentarán en los comicios del próximo año, señala el portal de noticias Emeequis.

El problema, dice la publicación, es que se barajan los mismos nombres que el electorado relaciona con la corrupción, tales  como Ricardo Anaya, Gustavo de Hoyos, Claudio X. González, Jesús Ortega y hasta el morenista Porfirio Muñoz Ledo.

El sitio web señala que los opositores presentarían una propuesta de “expiación” con slogans como “Ya cambiamos”, “Ya somos diferentes”, “Estamos arrepentidos”, “No volverá a ocurrir”, “Somos ciudadanos como ustedes”, “Hoy más que nunca necesitamos la unidad”.

Emeequis menciona que existe una disputa ardiente por las candidaturas plurinominales, ya que esos cargos garantizan una curul sin tener que someterse al escrutinio de la boleta electoral.

“Es una especie de exhumación de momias vivientes que a más de uno harán levantar la ceja”, dice el portal.

“La idea es que cada partido, cada organismo empresarial y cada organización civil propongan dos candidaturas para integrar esa lista plurinominal, para luego hacer un filtro definitivo y, las figuras que queden fuera, compitan por un cargo de mayoría relativa. Es decir, que vayan a hacer campaña”, añade.

Por el Partido Acción Nacional (PAN) irían Ricardo Anaya Cortés, ex candidato presidencial e integrante de la lista de políticos presuntamente sobornados por el gobierno de Enrique Peña Nieto para avalar la reforma energética de 2013-2014, según la denuncia de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. La otra carta del PAN es su actual presidente nacional, el michoacano Marko Cortés.

Ricardo Anaya acompañado de Enrique Peña Nieto. Foto: Especial.

Por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) los  prospectos son la ex senadora Marcela Guerra y el ex senador jalisciense Jesús Casillas, de quienes se piensa son los menos “quemados” en esa institución política.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) recurrirá a sus caciques internos, quienes  llevan varios años controlando ese partido, ya sin nadie que les haga sombra: Jesús Ortega Martínez y Jesús Zambrano Grijalva (hoy dirigente nacional perredista), mejor conocidos como “Los Chuchos”.

Jesús Zambrano, Alejandra Barrales y Jesús Ortega. Foto: Especial

Del lado de Movimiento Ciudadano (MC) la apuesta -dice Emeequis- es el llamado “dúo dinámico”, es decir, a los dos ex secretarios de Salud en los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, quienes presentaron un plan para “terminar con la pandemia de Covid-19” en México en “ocho semanas”, Salomón Chertorivski y José Narro Robles respectivamente. 

En cuanto a la organización cívico-empresarial Sí por México, los candidatos serían el empresario Claudio X. González Guajardo, así como el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos. Ambos buscarán una curul en San Lázaro por la vía plurinominal.

Señala también que  Felipe Calderón y Margarita Zavala, buscan colarse a la lista de plurinominales. 

Margarita Zavala y Felipe Calderón. Foto: Especial

Otro nombre que suena es el del dirigente de la organización denominada FRENAAA, Gilberto Lozano, sobre todo por los “votos católicos” que puede acarrear ese frente.

Además de Lozano, se considera a Armando Ríos Píter, ex perredista, excandidato presidencial por la vía independiente, ex promotor del voto del abanderado presidencial del PRI en los comicios de 2018, José Antonio Meade, y hoy activista en pro del uso lúdico de la marihuana, o el excandidato presidencial del desaparecido Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri.

También figuran Demetrio Sodi de la Tijera, Enrique de la Madrid Cordero, Purificación Carpinteyro Calderón, Fernando Belaunzarán, Ricardo Pascoe, Mario Di Constanzo, Angélica de la Peña (esposa de Jesús Ortega), Pablo Escudero Morales, Luisa María Calderón Hinojosa, entre otros.

Según Emeequis, en las reuniones del bloque opositor también se valora persuadir a personajes que están en abierto desacuerdo con la administración lopezobradorista, como son los casos del ex secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías; del ex secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, e incluso del multifacético Porfirio Muñoz Ledo.