Por: Redacción (@revistapolemon)

19 de julio 2018.- El virtual Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este jueves que la multa que impuso el Instituto Nacional Electoral (INE)Morena, es una “vil venganza”.

A través de una publicación en su cuenta de Twitter, López Obrador afirmó que no existe ningún acto inmoral con el fideicomiso a damnificados por el sismo, y aseguró que no son corruptos ni cometieron ilegalidad.

Por su parte, el representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte Olivares, indicó que el INE “está calumniando al partido al comparar temas como Pemexgate con el Fideicomiso, incluso pese a reconocer en su propio dictamen que en este tema no se usaron recursos públicos”.

También declaró que dentro del INE hay grupos de consejeros, y que uno de ellos intentó presionar a otros consejeros electorales para presentar y votar el proyecto de acuerdo dos días antes de que las elecciones se llevaran a cabo, con el propósito de perjudicar mediáticamente a López Obrador y a su partido.

“Estamos confiados en que el Tribunal nos dará la razón, ya que como lo hemos señalado, el FIDEICOMISO es privado, formalmente Morena no tiene ninguna relación jurídica con él”, señaló.

Duarte añadió que Morena no abrió ningún fideicomiso y ese dinero no fue utilizado en ninguna campaña electoral. Dijo que el INE fue omiso, que no quiso investigar a profundidad el destino de los recursos, pues existen las actas de Banca AFIRME con sellos, número de folio, municipio, nombre y apellido de los beneficiarios.

La penalización por 197 millones de pesos se debe a un supuesto uso irregular del fideicomiso “Por los Demás”, cuyo propósito era ayudar a los damnificados por los sismos del año pasado.

El INE acordó con 10 votos a favor y uno en contra, que de los 78.8 millones de pesos que entraron para dicho mecanismo, 44.4 millones de pesos fueron de aportaciones en efectivo de origen desconocido.

Según los datos que proporcionaron autoridades financieras y fiscales, se determinó que en la operación, el fideicomiso realizó una serie de conductas atípicas que en conjunto representan un intento de fraude al conjunto de reglas y principios en materia electoral.

Y, aunque la investigación no encontró pruebas de que al fideicomiso haya ingresado dinero público o que haya terminado en las campañas, el INE concluyó que Morena no puede repartir recursos directamente a la población.

Además, los recursos fueron retirados en efectivo, por lo que es imposible para las autoridades rastrear su destino.

La investigación concluye que:

-Morena omitió reportar las operaciones del fideicomiso que fue creado, promovido y administrado por personas que tienen una estrecha relación con el partido.

Debido a la opacidad con la que se ejecutó el fideicomiso, Morena no reconoció como ingresos propios los 78.8 millones de pesos que recibió, además que se recibieran aportaciones de entes prohibidos y de personas desconocidas.

Los cheques entregados por el fideicomiso fueron canjeados en efectivo -por individuos que en su mayoría tienen relación con Morena-, por lo que no fue posible averiguar el destino final de esos recursos.

Debido a lo anterior, el Consejo General del INE acordó sancionar a Morena con 197 millones 046 mil 415.92 pesos, lo que representa el 250 por ciento de la cantidad recibida por el fideicomiso y que no fueron reportados a la autoridad, es decir, 78 millones 818 mil 566.37 pesos.