Contactanos

 

Desfiladero

Morena – Syriza – Podemos

Tres nuevas fuerzas políticas han irrumpido en el hemisferio occidental. La Coalición de Izquierda Radical (Syriza) acaba de llegar al poder en Grecia, al cabo de 14 años de lucha y crecimiento electoral continuo. El flamante partido español (hasta hace poco movimiento) Podemos, según todos los pronósticos, ganará las elecciones de noviembre y pondrá fin a la hegemonía de Pepe y Zoe (Partido Popular y Partido Obrero Socialista Español), o PPSOE, el PRIAN de la península ibérica.

A su vez, el partido mexicano Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), tendrá su primera prueba de resistencia en los comicios del próximo 7 de junio, en los que de acuerdo con diversos cálculos ganará más de 10 pero menos de 15 por ciento de las curules de la Cámara de Diputados. ¿Qué tienen en común Morena, Podemos y Syriza? Lepra, sarna, cólera, peste bubónica, ébola, khikungunya, o la suma de todos estos males, además de hambre, piojos, chinches, roña, mugre y miseria, sintetizada en la palabra “populismo”.

Desarrollo electoral de la Coalición de Izquierda Radical -Syriza- (color rosa). En 2009 prácticamente no ganó escaños: solamente 13. En 2013 obtuvo 71. Y 2015 se hizo con 149. En esta última elección su más cercano competidor, Nueva Democracia (azul), obtuvo 76 escaños.

Desarrollo electoral de la Coalición de Izquierda Radical -Syriza- (color rosa). En 2009 prácticamente no ganó escaños: solamente 13. En 2013 obtuvo 71. Y 2015 se hizo con 149. En esta última elección su más cercano competidor, Nueva Democracia (azul), obtuvo 76 escaños.

Cuando el pueblo griego votó masivamente por Syriza el pasado 15 de enero, porque ya no podía más y estaba harto de apretarse el cinturón y tomar medicinas amargas, inútiles y asesinas, un periódico de Madrid tituló así su portada del día siguiente: “Grecia se lanza al abismo del populismo”. Pero a despecho de lo que diga la histérica prensa conservadora del reino de Felipe VI, encabezada por esa indecencia infinita denominada El País, la mayoría de los españoles sueña con arrojarse de cabeza al mismo precipicio.

Nada más en 2014, en España se produjeron 70 mil desahucios: a las puertas de personas ancianas y pobres, o adultas pero sin trabajo, o en todos los casos incapaces de pagar el alquiler o la hipoteca por falta de recursos, llegaron policías y abogados para sacar los muebles, la jaula del canario y desde luego a los inquilinos, para dejarlos tirados en la vía pública.

Esa, curiosamente, es la misma España donde hay más de cinco millones de departamentos vacíos que, después de ser construidos en el frenesí de la burbuja inmobiliaria, cuando ésta reventó no fueron comprados por nadie y allí siguen: como celdas de un monstruoso panal sin abejas. Esta espantosa experiencia los mexicanos la vivimos tras la devaluación de 1994, cuando el dólar duplicó su valor ante el peso y el “efecto tequila” causó el derrumbe de todas las bolsas de valores del planeta.

Aparte de la quiebra de un millón de empresas, el aumento exponencial del desempleo y del narcotráfico, las oleadas de suicidios cometidos con las herramientas más baratas (cordones de persianas, mecates o saltos a las vías del metro), la crisis mexicana de 1995 dejó a decenas de miles de familias sin viviendas, automóviles y maquinaria de trabajo. Durante casi una décadas, esas casas y departamentos permanecieron habitados sólo por las arañas, hasta que por gracia de Vicente Fox, entre 2002 y 2004, los hijos de Marta Sahagún las compraron a 16 mil pesos cada una.

Encuestra realizada por la empresa Metroscopía para El País, realizada, el 3 y 4 de febrero de 2015.

Encuestra realizada por la empresa Metroscopía para El País, realizada, el 3 y 4 de febrero de 2015.

Carreras de fondo

Un abanico de izquierdosos –troskos, maoístas, eurocomunistas y euroescépticos– se organizó en Grecia en 2001 para competir en las elecciones de 2004. Aunque en esa contienda pasaron de noche, volvieron a presentarse a los comicios de 2007 y con una votación de 5 por ciento ganaron 14 diputaciones.

En las elecciones de mayo de 2012, en medio de la peor crisis habida Grecia después de la II guerra mundial, Syriza obtiene 16.8 por ciento de los votos y 52 diputados, pero como ninguno de los partidos alcanza mayoría propia ni acuerdos para formar gobierno, un mes después hay nuevas elecciones y, en éstas, Syriza eleva su votación a 26.9 por ciento y forma gobierno de coalición con el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok) y el derechista Nueva Democracia.

Devastado por los recortes al gasto público en salud, educación, empleo y vivienda, más los abusivos aumentos de impuestos que le impone la Unión Europea –cualquier comparación con México no es gratuita– el pueblo griego protagoniza trepidantes luchas callejeras y la crisis económica se vuelve crisis política, de manera que el gobierno se disuelve y en las elecciones anticipadas de enero de 2015 Syriza gana espectacularmente, pero le faltan dos diputados para conseguir mayoría absoluta.

Hagamos una pausa y miremos a la rubia semidesnuda que adorna el calendario de la vulcanizadora de la esquina y que tanto se parece a la actual esposa del supuesto presidente de nuestra ficticia república. En 2001, cuando se funda Syriza, los bancos de Argentina se quedan sin dinero y estalla la crisis del corralito. Al mismo tiempo, Hugo Chávez se tambalea por una conspiración golpista en Venezuela y Evo Morales es considerado el enemigo público número uno de Bolivia.

En 2004, cuando Syriza da sin pena ni gloria su primera batalla electoral, el presidente Néstor Kirchner liquida con un solo cheque toda la deuda que Argentina tenía con el FMI y en adelante se niega a pagar los intereses acumulados más los intereses de los intereses de los intereses. En vez de someterse a la usura, Kirchner financia la recuperación económica de su país y además de sacarlo a flote le imprime un ritmo de crecimiento envidiable (al menos para México, que ha crecido 0.2 por ciento al año desde 1983 hasta 2014, es decir nada, con tal de salvarse del populismo).

En 2007, cuando Syriza entra al parlamento griego con 14 diputados, Evo Morales nacionaliza las principales empresas extractoras de recursos naturales de Bolivia, y ese país andino y amazónico, empieza a revertir la miseria ancestral bajo la cual estuvo sometido por el FMI, el Banco Mundial y los consorcios argentinos y brasileños. Por desgracia (para intelectuales como Enrique Krauze o Roger Bartra) cae en el populismo más descarado.

Encuesta realizada ppr Parametría para El Financiero. Fue levantada entre el 10 y el 15 de enero.

Encuesta realizada ppr Parametría para El Financiero. Fue levantada entre el 10 y el 15 de enero.

Este Desfiladero no pretende seguir comparando, por ejemplo, el desarrollo del movimiento que la corrupción del PPSOE y las medidas austericidas detonaron en España en 2011, mientras el PRD elegía a AMLO como su candidato a la Presidencia y la mismo tiempo lo declaraba su peor enemigo –a tal grado que no le permitió imponer un solo candidato a presidente municipal y casi ninguno a diputado– o contrastando la crisis económica que desató Peña Nieto en cuanto llegó a Los Pinos, mientras AMLO se desembarazaba del PRD para lanzarse a la construcción de Morena.

Pero tampoco puede este Desfiladero dejar de señalar que así como (según Peter Handke) “los enanos también empezaron desde pequeños”, Morena bien puede, como Syriza y Podemos, debutar modestamente en las elecciones de este año y llegar al poder en 2018 para tomar todas las “repugnantes” medidas populistas que sean necesarias para refundar nuestro ex país y poner en marcha una revolución pacífica pero implacable en el combate a los corruptos, que forman legiones y ya son tan ricos que bien pueden irse, tranquilamente, unos a la cárcel y otros al carajo.

Desfiladero en su nueva época sale martes y jueves por la noche y sábados por la mañana y quien desee puede leerlo en tuiter a través de la cuenta @Desfiladero132 que pronto dará grandes sorpresas…

Jaime Avilés †
Escrito por

Director fundador de Polemón. Dramaturgo, periodista, narrador y cronista. Fue marinero, actor de carpa, activista político y criador de conejos. Desde 1995 publicó una columna política semanal en el diario La Jornada titulada Desfiladero. Dos de sus crónicas forman parte de la antología A ustedes les consta de Carlos Monsiváis. Su obra ha sido traducida al francés y al italiano.

Click para comentar

Deja un comentario








Támbien te puede gustar

LMDP

Genaro García Luna, el ex secretario de Seguridad Pública que se encuentra preso actualmente en Estados Unidos por narcotráfico, quiso ser Presidente de la...

LMDP

Compadres y cercanos de Luis Donado Colosio Riojas aparecen ahora como asesores del municipio de Monterrey, cobrando millones al erario regio, según denunció y...

LMDP

Están de pleito pero, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, y el líder moral de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Raúl Padilla López,...

LMDP

Grupo Radio Centro enfrenta una gran crisis financiera, la cual lo ha obligado a vender varias de sus estaciones de radio y este jueves,...