Por: Redacción (@revistapolemon)

17 de julio 2018.- El plan de austeridad con el que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador buscará gobernar incluye la reducción a los gastos de operación en el Senado, con los cuáles se pretende bajar de 4 mil 900 millones a 2 mil 900 millones de pesos, de acuerdo con el legislador electo por Morena en la Ciudad de México, Martí Batres.

Además, se buscará reducir el sueldo de los senadores para que pase de los 300 mil a los 90 mil pesos mensuales. También se eliminarán algunos excesivos beneficios, como los seguros de vida, los gastos médicos mayores, así como las aportaciones que realizan los grupos parlamentarios y los bonos.

Este martes, en una rueda de prensa en la que presentó su propuesta de austeridad presupuestal, Batres indicó que el Senado de la República pretende ahorrar 2 mil millones de pesos y explicó que la cantidad a recortar representa el 40.8 por ciento del presupuesto actual de la Cámara Alta, que es de 4 mil 900 millones de pesos.

Los recortes que se contemplan para los senadores son:

  • 110 millones de pesos de ahorro en dietas y prestaciones
  • 110 millones de pesos en ingresos y prestaciones a los altos mandos de la administración interna del Senado
  • 240 millones de pesos de ahorro en estructura administrativa
  • 500 millones de pesos en recorte en el rubro de contratos por honorarios
  • 800 millones de pesos en el concepto de aportaciones a grupos parlamentarios y comisiones
  • 220 millones de pesos en pasajes y viáticos
  • 20 millones de pesos en materiales y suministros

Batres declaró que con este ahorro, el presupuesto del Senado para 2019 quedaría en 2 mil 900 millones de pesos y añadió que el Congreso podría ahorrarse hasta 5 mil millones de pesos si ahorrara también 3 mil millones de pesos en la Cámara de Diputados.

“Propongo que para el ejercicio 2019 el presupuesto sea de 2 mil 900 millones, o sea, que haya un ahorro de 2 mil millones. Con un equipo de economistas estamos desentrañando con la información disponible de cómo están las partidas del Senado”, dijo el legislador este lunes en una entrevista para El Financiero Bloomberg.

También afirmó que uno de los objetivos del plan son las comisiones en el Senado, donde actualmente hay 64 ordinarias y 16 especiales. Según declaró, por medio del presupuesto a los grupos parlamentarios se duplica, triplica o hasta cuadruplica el ingreso de los senadores, por lo que hay muchas comisiones que reciben grandes cantidades de presupuesto y no dictaminan nada.

Además aclaró que la propuesta de austeridad republicana “podría tener un ajuste”, pero se trata de la base de lo que la bancada de Morena estará impulsando en la próxima legislatura, la cual tampoco descartó dirigir.

Por último, Batres explicó que para tener recursos hay tres grandes fuentes: combatir la corrupción, aplicar los planes de austeridad -recortando derroches, dispendios y privilegios- y cobrar los impuestos de manera correcta.

“Hay que quitar los privilegios, yo creo que por dos razones básicas: una es económica y otra es ética. Económicamente desmantelar estos privilegios nos permite tener recursos sin aumentar impuestos y sin endeudar al país (…) por otro lado es una cuestión de dignificación del poder político, todos sabemos que están por los suelos los prestigios de los diputados y senadores. Esto ayuda a elevar el prestigio, la autoridad moral, la fuerza política de los legisladores”, explicó.