En México operan seis empresas extractoras de minerales que, al cierre de 2020, reportaron ingresos superiores a 229 mil 230 millones de pesos, según dio a conocer Milenio.

No obstante, durante el año el Sistema Integral de Economía Minera del Servicio Geológico Mexicano (SGM), compuesto por 242 empresas, pagaron impuestos por 17 mil 202 millones de pesos, según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El grupo SGM está compuesto, principalmente, por empresas de origen canadiense, estadounidense y chino, reveló el periodista Leonardo Escalante, quien agregó que únicamente las canadienses administran mil 189 proyectos mineros en el país.

Las ganancias de las mineras se tradujeron en menores ingresos para la SHCP, pues la misma dependencia dio a conocer que las contribuciones descendieron a la mitad a tasa anual.

60 por ciento de las minas en nuestro país se dedican a extraer oro y plata, 15 por ciento cobre y 14 por ciento polimetálicos.

Durante la pandemia por Covid-19 los precios de los metales se reforzaron, pues se volvieron refugio de las inversiones.

A decir de Bloomerg, durante 2020 el precio del oro alcanzó un máximo de mil 788 dólares por onza, un precio que no se veía desde 2013, y los precios de la plata crecieron un 50 por ciento en el mismo periodo.

La Subsecretaría de Minería, a cargo de Francisco Quiroga, dio a conocer que el 54 por ciento de los proyectos se ubicaron en la etapa de “postergación para su posterior reactivación en un tiempo financieramente razonable”.

Sólo 6.95 por ciento, es decir 82 minas, producía, mientras que 44 por ciento se ubica en la fase de exploración, con 407 minas.

Grupo México reportó ganancias de 7.5 por ciento, pese a tener niveles récord en la extracción de cobre, molibdeno y plata. Además dio a conocer que entre 2022 y 2023 pondrá en operación cuatro minas más, tres de cobre y una de oro.

La empresa minera canadiense, First Majestic, tiene tres minas en el país, con las que ganó 363.9 millones de dólares en 2020. Su planta en San Dimas, Durango, se localiza en el octavo sitio entre las que más producen oro y plata.

Industrias Peñoles, “el rey de la playa”, mediante la minera Fresnillo, reportó pérdidas por 34 millones de dólares.

Por su parte, Torex Gold tiene la segunda mina de oro más importante en el país, localizada en Guerrero, que extrae 500 toneladas de metal y, en 2020, ganó 789.2 millones de dólares, un incremento de 23 por ciento anual en sus ingresos.

También la canadiense Eagle Mines reportó ingresos por 3 mil 138 millones de dólares, en la mina ubicada en Chihuahua -la tercera más importante del país-, donde se extraen más de 200 toneladas de oro cada año.

Por su parte, la estadounidense Newmont (Goldcorp), que opera la mina Peñasquito, en Zacatecas, se posicionó como la sexta productora de oro y la segunda de plata del país, con ingresos 18 por ciento mayores en 2020, logrando 11 mil 497 millones de dólares.

Van por las mineras

La publicación de Milenio explicó que las mineras son uno de los objetivos del Presidente Andrés Manuel López Obrador en la mira y ha cuestionado sus ganancias, incluso, ha planteado la posibilidad de no entregar más concesiones durante su mandato.

En los últimos días de febrero, AMLO informó que solicitó a la Embajada de Canadá en México convocar a la minera First Majestic Silver Corp para cumplir con el pago de impuestos en el país.

También señaló que la empresa busca ampararse en el Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), para evitar la cobertura de sus obligaciones fiscales.

Según el mandatario, la minera canadiense busca, mediante litigios y bajo el amparo del T-MEC, no pagar los impuestos correspondientes por la extracción de minerales en el país y dijo que su Gobierno no busca crear ni aumentar impuestos, pero sí lograr acuerdos con empresas para que se pongan al corriente en sus obligaciones fiscales.

En febrero pasado la agencia Reuters dijo que el Gobierno de México buscará obtener más de 500 millones de dólares de la minera canadiense Firts Majestic Silver Corp “por los adeudos de los impuestos derivados de mantener artificialmente bajos los precios de la plata durante la última década”.

Según auditorías referidas por la publicación, la empresa debe cerca de 11 mil millones de pesos, es decir, 534 millones de dólares.

Reuters agregó que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya solicitó a la minera canadiense 5 mil 500 millones de pesos en adeudo de impuestos. La otra parte del adeudo aún “no ha entrado en disputas formales”, según las fuentes citadas por la agencia.