Si alguien ingresa cotidianamente a redes sociales (ya sea Facebook, Twitter, WhatsAPP o Intagram), habrá visto un mensaje que dice:

mi papá es vecino de una doctora del IMSS y dice que hay alrededor de 90 casos de Coronavirius en Toluca 🙁 Lo subo para que sepan, ellos tienen prohibido decirlo y hacerlo publico (sic) para evitar caos, pero es mejor saber para cuidarse y tomar preocupaciones”.

Lo inició parece ser una adolescente en Twitter, a partir de “oídas”.

Sin embargo, este mensaje, que podría ser un mensaje x, una mentira, un rumor, una invención para ganar “likes”, una broma de una adolescente, terminó convirtiéndose, o alguien lo convirtió, en una verdad y fue difundido así.

A partir del primer mensaje, se hicieron cientos de publicaciones cambiando a veces el número de “casos” o el lugar donde se dio (no Toluca, sino una clínica, u otra ciudad).

Así, de repente, en redes sociales, ese mensaje se hizo potente.

La intención con esta guerra sucia es, por un lado, sembrar pánico (hay muchos infectados, y yo puedo ser infectado) y también mostrar que el gobierno es ineficaz y, además, mentiroso. Es decir, que la administración de AMLO miente y esconde las cosas.

Esto, a pesar de que, todos los días, funcionarios de alto nivel de la Secretaría de Salud informan de la situación del COVID-19, los números de casos, los lugares, etcétera.

Así actúa, pues, la guerra sucia en contra de la administración de AMLO en tiempo de coronavirus.