Los opinadores del viejo régimen se volvieron locos cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) cuestionó el veto a Donald Trump por el cierre de sus redes sociales, sin embargo, la canciller alemana, Angela Merkel, también se sumó al rechazo que mostró el tabasqueño. 

En una rueda de prensa ordinaria, el portavoz de la canciller, Steffen Seibert, afirmó que “el cierre total de la cuenta de un presidente elegido en base a la decisión de direcciones corporativas es problemático”, al referirse a la suspensión de los perfiles de Trump en varias redes sociales tras el violento asalto al Capitolio el pasado miércoles por una turba de sus seguidores.

La canciller expresó por medio de su vocero, que la libre opinión es “un derecho fundamental de importancia esencial” en el que se puede intervenir, pero sólo dentro del marco definido por los órganos legisladores, “no por decisión de la dirección corporativa de plataformas en las redes sociales”, precisó.

“Bajo este punto de vista, la canciller ve problemático el cierre permanente de las cuentas del presidente estadounidense”, dijo.

Agregó que “naturalmente es problemático lo que en parte se ha tuiteado y posteado con mentiras, falsedades e incitaciones a la violencia en general”.

La canciller mencionó que ante el posteo de falsedades es una gran responsabilidad de los administradores de las plataformas de redes sociales, para que “la comunicación política no resulte envenenada por odio, mentiras e incitación a la violencia”.

No obstante, hizo el exhorto a que se tomen medidas y observaciones, pero dentro de un marco legal correspondiente.