Ayer hubo un apagón en buena parte de la Península de Yucatán. La noticia se difundió de forma rápida. Quienes no ven con buenos ojos a la administración de Andrés Manuel López Obrador, comenzaron a mencionar que era su culpa, y que “ya estábamos como en Venezuela”.

En realidad, el corto de suministro, que no duró mucho, se debió a un incendio de plantaciones de caña que afectó al suministro de la red nacional de transmisión.

Aprovechando la noticia, el ex presidente e México, Felipe Calderón, le “tiró” al gobierno de AMLO, pues dijo en Twitter: “Por segunda vez en menos de 60 días. Problema grave en el sistema eléctrico, probablemente asociado con la entrada de personas leales a la nueva Administración, pero sin capacidades técnicas en el sector”.

La respuesta del director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, fue inmediata y contundente, y señaló a Felipe Calderón como un ignorante en materia de electricidad, y que a pesar de ello fue Secretario de Energía.

La CFE, en un boletín, mencionó el motivo del apagón:

Un incendio provocado por la quema de plantaciones de caña registrado entre las Torres 310 y 311 de la Red Nacional de Transmisión de Ticul, Yucatán  a Escárcega, Campeche,  provocó la salida de operación de la Red Nacional de transmisión en 400 kv, que da suministro eléctrico a la Península de Yucatán.

El suministro se restableció a las 19 hrs:

Con corte a las 19:00 horas se ha logrado restablecer el servicio en un 100 por ciento en los tres estados afectados gracias a la oportuna respuesta de los trabajadores de la CFE.