La senadora del PAN (antes lo fue de Morena), Lilly Téllez, estalló en Twitter porque la iniciativa privada no ha traído vacunas a México y porque ella no puede vacunarse ya en el sector privado.

Así lo puso en su cuenta de Twitter, y dijo que quien tiene la culpa de que el sector privado no tenga la vacuna en el país (y que por lo tanto ella no se hubiera vacunado ya) es el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a quien calificó como “la élite del poder”.

Además, Téllez agregó que como “ciudadanos” tenemos “derecho a la salud y a acceder libremente a la vacuna”.

Concluyó su mensaje con un: “Que abran fronteras y mercados; que no estorbe más el gobierno. Somos ciudadanos, no sus esclavos”.

Lo que mencionó Téllez es un absurdo. En ningún país del mundo la iniciativa privada ha “llevado” la vacuna contra el covid-19. En ninguno. Quienes las han comprado, y por motivos de emergencia, son los estados. Los gobiernos. El sector público.

Las vacunas disponibles (que ahora son sólo las que produce Pfizer) son insuficientes. Las farmacéuticas no tiene producción suficiente para la demanda de los propios gobiernos, por lo cual es imposible que la tenga para el sector privado.

Así pues, lo que dijo Téllez es una mentira enorme. Una falacia. Una sinvergüenzada.

Además, Téllez metió a la “Constitución” en su alegato, diciendo que era un “derecho” que teníamos el poder comprar la vacuna, y que “el gobierno debería garantizar y no monopolizar”.

 

En Estados Unidos, varios millonarios han ofrecido un promedio de 25 mil dólares (medio millón de pesos) por una dosis de vacuna, petición que ha sido negada, pues actualmente quien controla el suministro de ésta es el gobierno estadounidense.

Téllez, como siempre, miente, pero como siempre, muestra su mezquindad: quiere vacunarse ella, antes que nadie más. Y para eso, arma un show diciendo que AMLO “obstruye” la vacuna en el sector privado, lo cual es rotundamente falso.

La actual administración federal logró tener acceso a las primeras vacunas y en un futuro se espera que logre conseguir más de 100 millones de dosis. Dependiendo de la disponibilidad de las farmacéuticas, éstas irán llegando al país durante todo el 2021.

Téllez es una mentirosa. Y lo sabe. Ella quiere pasar a la historia del Senado mexicano como una senadora activa y crítica de AMLO, pero pasará como como una senadora mediocre, y como vergüenza.