El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó reducir el monto de la multa que se le había impuesto a  Margarita Zavala por irregularidades en la obtención de firmas para lograr el registro de candidata independiente en las elecciones de 2018, es decir, por simular con fotocopias credenciales para votar.

La historia de esta multa ya es larga.

Primero se determinó que sería de 3 mil 240 pesos, pero la Sala Superior determinó que eso de simular credenciales de electores para ganar una candidatura presidenciales era cosa grave, y entonces recalculó la multa y la dejó en 201 mil 500 pesos.

Margarita zavala y sus abogados no estuvieron de acuerdo con la resolución, y decidieron impugnar. Lograron que los magistrados bajaran la multa a 80 mil 600 pesos.

Pero Zavala no estuvo de acuerdo con esa cantidad, y volvió a impugnar.

En la resolución de esta segunda impugnación, la Sala Superior del TEPJF determinó que se debe “modular la sanción en proporción con la cantidad de inconsistencias acreditadas, y hacer explícitos los criterios que permitan una aplicación igualitaria y uniforme en relación con las multas impuestas al resto de los candidatos”. Esto debido a que “no se usó el principio de igualdad al definir su multa, ni el mismo criterio con Ríos Piter y Rodríguez Calderón”.

Así pues, se espera que la multa a Margarita Zavala baje de 80 mil pesos a una cantidad menor a los cinco mil pesos, si se toma en cuenta las sanciones a los demás pre candidatos independientes, pues a Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, se le castigó con 4 mil 30 pesos, y Armando Ríos Piter, con 4 mil 836 pesos.

Actualmente Margarita Zavala busca, junto con su esposo, Felipe Calderón, formar un partido político llamado “México Libre”. Están en el proceso de recolección de firmas de apoyo, las cuales requieren copias de credenciales -reales- de elector.