La Fiscalía General de la República (FGR) tiene preparado un as bajo la manga para demostrar que Rosario Robles, extitular de Sedesol y Sedatu, supo de los presuntos desvíos de La Estafa Maestra desde 2014 y no los detuvo.

De acuerdo con los reporteros de Animal Político, Manu Ureste y Nayeli Roldán, autores de La Estafa Maestra, —motivo por el que el Gobierno Federal  investiga a Robles Berlanga— se trata del testimonio de dos testigos clave y 12 oficios que la Auditoría Superior de la Federación le envió para avisarle sobre las irregularidades.

Rosario Robles es hasta ahora la  primera ex secretaria de Estado que enfrenta un citatorio judicial derivado del reportaje de investigación que escribieron ambos periodistas, y  que involucra por lo menos a 11 dependencias del Gobierno Federal, ocho universidades públicas y 186 empresas para desaparecer recursos públicos. 

Rosario Robles. Foto: Especial.

De acuerdo con Animal Político esos dos testigos clave avisaron  a la ex funcionaria de las irregularidades desde 2014, primero de forma verbal y después por escrito. También relataron haber sostenido un encuentro con el ex auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, en junio de 2014, con diversos funcionarios de la Sedesol y la propia, Rosario Robles.

Según esos testimonios, después de que Portal le informara del “abuso” de la dependencia sobre exceptuar licitaciones para contratar proveedores y, en su lugar, hacer convenios con universidades, y para presumiblemente desviar recursos públicos, Rosario Robles “dio por terminada la reunión de manera abrupta”. 

Es por eso que la Fiscalía asevera  que Robles tuvo pleno conocimiento del esquema de desvío y no sólo no avisó al presidente Enrique Peña Nieto, su jefe directo, sino que no hizo nada para detener las irregularidades que causaron un probable y grave daño a la Hacienda Pública Federal por 5 mil 073 millones de pesos. 

Rosario Robles compareció en la Cámara de Diputados para enfrentar el desvío de miles de millones de pesos. Foto: Especial.

Por el momento, Rosario Robles puede enfrentar en libertad el  procedimiento que se le sigue, pues  el Juzgado Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, donde se le asignó el número de expediente 670/2019, admitió  la solicitud de amparo de la ex secretaria de Desarrollo Social mediante el pago de una garantía de 100 mil pesos.

Una vez que Robles entregue el dinero de la garantía, deberá comparecer ante ese juzgado los lunes de cada semana o el día siguiente si es inhábil.

También deberá acudir a firmar en el libro de quejosos para que se le conceda la suspensión contra actos privativos de la libertad, específicamente la orden de aprehensión, además tendrá que comparecer cuantas veces sea citada dentro del proceso que se le sigue.