Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, puede estar tranquilo momentáneamente, pues un juez federal ordenó que se suspendiera cualquier orden de aprehensión que pesa en su contra.

Fue el juez Octavo de Distrito de Amparo en materia penal en la Ciudad de México el que concedió la suspensión provisional para que el exfuncionario sea capturado por las autoridades mexicanas.

La figura del amparo promovido por el abogado de Emilio Lozoya, se le conoce como “buscador” y desde este martes fue tramitado ante la noticia de que la Fiscalía General de la República consiguió órdenes de captura contra Lozoya y Alonso Ancira, el dueño de Altos Hornos de México S.A. que ayer fue detenido en Palma de Mallorca, España, por los delitos de lavado de dinero, cohecho y defraudación fiscal.

La suspensión prevalecerá hasta que el juez celebre la audiencia incidental que está prevista para el cuatro de junio próximo en la que se definirá si se concede de forma definitiva o se niega.

La noche de este martes, elementos de la Policía Federal Ministerial acudieron a la residencia de Lozoya Austin a ejecutar un cateo con la finalidad de aprehenderlo, pero no lo encontraron.

Desde el 2017, Andrés Manuel López Obradror (AMLO) advirtió el caso de corrupción que se descubrió en Pemex, mientras el periodista Ciro Gómez Leyva defendía al gobierno de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, el tiempo le ha dado la razón al tabasqueño: el empresario Alonso Ancira ya fue detenido y Emilio Lozoya es buscado por la FGR.

El lunes pasado, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bloqueó las cuentas de Lozoya; de su hermana, Susana Gilda; así como del dueño de Altos Hornos de México.

De acuerdo con lo que ha explicado el titular de la UIF, Santiago Nieto, la investigación se centra en transferencias de dinero que AHMSA realizó a una filial fantasma de la gigante brasileña Odebrecht, que a su vez hizo llegar los recursos a cuentas de Lozoya.

Las transacciones comenzaron días después de que Pemex, la petrolera más endeudada del mundo, compró en 2014 a sobreprecio, una planta de producción de fertilizantes perteneciente a AHMSA. Según la Auditoría Superior de la Federación, la compra se realizó con un sobrecosto de hasta 620 millones de pesos.

Esta recompra se llevó a cabo cuando Lozoya estaba al frente de la petrolera. Por estos hechos, el exdirector de Pemex fue inhabilitado como servidor público por un periodo de 10 años, informó el 22 de mayo la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Lozoya ya es prófugo de la justicia

Al no habersele encontrado en su residencia, el exdirector de Pemex es considerado un prófugo de la justicia sobre el que pesan acusaciones de lavado de dinero. La FGR se lanzó este martes en su búsqueda con el cateo de tres domicilios, uno de los cuales presuntamente fue adquirido con dinero ilícito, procedente de la constructora brasileña Odebrecht.

De acuerdo con la información que se ha vertido a los medios de comunicación, las tres casas que cateó la FGR pertenecen a su hermana Susana, y Emilio Lozoya Thalmann, padre de ambos. Vecinos de Polanco que fueron interrogados, señalan que Lozoya fue visto anoche en la calle Rubén Darío de esa colonia al poniente de la CDMX, retirándose de un departamento presuntamente de su propiedad en una camioneta color arena.

Aunque el abogado de Lozoya Austin, Javier Coello Trejo, ha asegurado que su cliente se encuentra en la Ciudad de México, fuentes allegadas al exfuncionario advierten que se encuentra escondido y que seguirá así hasta que el juez que ha impedido su orden de aprehensión determine si esta suspensión es definitiva o se le niega.

Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya Austin. Foto: Especial.

Ante el escándalo, Coello Trejo dijo a los noticieros de Televisa, que: “Yo citaría al Presidente Peña Nieto, que declare, porque no se movía una sola hoja si no era por instrucciones del Presidente”.

La orden de aprehensión de la FGR en contra de Lozoya Austin, se giró desde el viernes y domingo pasado; incluye además a su hermana Susana Gilda Lozoya Austin. A ambos se les acusa de lavado de dinero. Un caso está relacionada con una transferencia de 38 millones de pesos con la que Lozoya adquirió su casa en Lomas de Bezares.

El pago se habría hecho desde una cuenta en Suiza a nombre de la empresa Tochos Holding Limited, que tiene registrados como beneficiarios al exfuncionario y su hermana. El dinero que tenía esta compañía provendría de una empresa off shore de nombre Latin America Asia Capital Holding, en la cual los directivos de Odebrecht aseguran que pagaron sobornos a Lozoya.

Incluso AHMSA también realizó transferencias a una off shore vinculada a Lozoya.

La Interpol se ha sumado a la búsqueda de Emilio Lozoya. Foto: Especial.

Asimiso, la Interpol giró una ficha roja contra Emilio Lozoya para que sea buscado en más de 190 países con el propósito de ser capturado por al menos el delito de lavado.

De acuerdo con fuentes del Gobierno Federal la notificación transmitida a todas las policías del mundo para alertar a puertos, aeropuertos y puntos de cruce fronterizo fue emitida por la Interpol desde la madrugada del pasado lunes.

La ficha roja fue girada con base en la orden de aprehensión que libró el fin de semana un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte por el delito de lavado de dinero. Según una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, Lozoya compró una casa en las Lomas por 38 millones de pesos, cantidad que habría sido entregada como soborno por parte de la empresa Odebrecht.

Según el testimomio de Luis Weyll, exdirector de Odebrecht en México —quien destapó la trama de corrupción de la empresa brasileña— la casa era propiedad de María del Carmen Ampudia Cárdenas, esposa de Carlos Enrique Valenzuela Dosal, miembro del Consejo de Administración del Grupo Financiero Intercam.