Comenzó a circular ayer. Fue una nota que publicó el portal Zeta de Tijuana.

En ella se indicaba que Javier Sicilia, el poeta que encabezara la Marcha nacional por la paz con justicia y dignidad en 2011, participó en el Encuentro Literario “Lunas de octubre” (que organiza el Instituto Sudcaliforniano de cultura), donde reflexionó sobre el idioma que se habla en México. El poeta afirmó ahí:

El español que usa nuestro presidente –y que utiliza en sus conferencias de la mañana es muy pobre, muy anacrónico, lleno de contradicciones, descalificaciones, de mentiras, de redundancias, de clichés moralinos-, se parece mucho a lo que emplea un vendedor de detergente, que limpia ropas y que dice que es lo mejor.

Esta declaración pronto se hizo viral, y comenzaron las criticas desde las redes sociales.