El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, se quiso lucir con la apertura del Estadio Akron para el clásico entre Chivas y América que se disputó este miércoles con la asistencia aproximada de seis mil aficionados, sin embargo, el mandatario recibió duras críticas por su decisión, y es que ignoró por completo todas las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación del Covid-19.

El tema fue cuestionado incluso por los principales comentaristas deportivos del país quienes reprobaron la acción Alfaro Ramírez, y de la Liga MX, quien avaló la asistencia de fanáticos. Heriberto Murrieta, Hugo Sánchez, José Ramón Fernández, David Faitelson y Roberto Gómez Junco tundieron al jalisciense en una mesa de ESPN.

“Lo entiendo también como un mensaje del gobernador, vamos a reactivar la economía, empezando por el fútbol como ejemplo y no importa que se muera la gente, la cosa es activar la economía, que se siga muriendo, no pasa nada, es una actitud irresponsable del Gobierno de Jalisco con la complicidad de las Chivas y de la Liga MX”, dijo Gómez Junco.

El mismo comentarista recordó que había un acuerdo que en semáforo naranja no se abriría ningún estadio:

“A la Liga MX le faltan pantalones para decir no me importa lo que diga el Gobierno de Jalisco, yo como liga pienso que tenemos que respetar lo que habíamos acordado con autoridades sanitarias federales y no jugará nadie que esté en el semáforo naranja”, añadió Junco.

Los comentaristas resaltaron además que la asistencia de aficionados al Estadio Akron representa un agravio a la equidad con el resto de equipos que participan en el torneo de liguilla.

Gómez Junco refrendó su postura en una columna que compartió en sus rede sociales.

Alfaro Ramírez defendió su decisión, porque dijo,  en la entidad que administra “se hacen las cosas bien”, y de paso aprovechó para atacar al Gobierno Federal.

“Los mismos que nos atacan por eso, son los mismos que nos atacaron con la aplicación del Botón de Emergencia. Cada vez que se tomó una decisión, los mismos salían a atacar, lo mismo pasó con los cines, centros comerciales, la apertura de playas, pero Vallarta logró mantener condiciones de sanidad adecuada y ha comenzado su proceso de recuperación económica”, dijo.

Ayer,  al término del partido, que concluyó con un resultado favorable para el equipo local, el gobernador jalisciense subió un video a su cuenta de Twitter para señalar que hizo las cosas bien.

El mandatario, justificó que la decisión de abrir foros paulatinamente ya se había tomado anteriormente y fue una casualidad que coincidiera con el Clásico.

“Hoy se debate que el día que se va a hacer el programa piloto, coincidió que se va a dar el partido más visto del país, en este estado tenemos 3.2 veces menos muertos porque aquí hemos hecho las cosas bien, aquí las reglas se cumplen, y cuando no se atienden se tiene que sancionar”, dijo.

Lo que no dijo Alfaro, es que Jalisco se encuentra en semáforo naranja que indica una alta probabilidad de contagios de Covid-19. La  Secretaría de Salud (SSa) desconoció el proyecto que planteó el gobernador y la directiva rojiblanca.

“No conocemos formalmente esta propuesta para abrir en operación el Estadio Akron para el partido de las Chivas contra el América, pero estamos asumiendo que la propuesta está amparada en una reflexión técnica, documentada, y que el gobierno de Jalisco asume las consecuencias que pudiera tener este modelo piloto”, comentó Hugo López-Gatell, subsecretario de salud, en conferencia de prensa.