La Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)  investigan a ex funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por la firma de  contratos leoninos para la construcción de gasoductos con la Empresa Productiva del Estado. pues aparentemente se firmaron en condiciones desventajosas.

Entre los implicados se encuentran Guillermo Turrent Schnaas, ex director de CFE-Energía, y otros ex mandos de las áreas de Modernización y de Gasoductos.

De acuerdo con el diario Reforma que asegura haber tenido  acceso a las denuncias presentadas el pasado 2 agosto, ante la UIF y la SFP, se advierten ilegalidades para favorecer a las empresas que participaron en los contratos de “Servicio de Transporte de Gas Natural”.

La CFE también estaría realizando una auditoría de todo el proceso de la adjudicación de los contratos, que abarca a las áreas de Modernización, Gasoductos y CFE Energía, para evaluar las responsabilidades de los funcionarios implicados en la firma de cada uno de los contratos de la red de gasoductos.

Turrent Schnaas bajo sospecha. Foto: Reforma.

Turrent Schnaas ha sido señalado por el presidente Andrés Manuel López Obrador de armar los contratos de licitación que ha calificado de “leoninos”. Es por ello, que la investigación incluye un análisis de su evolución patrimonial, así como movimientos bancarios y propiedades del ex funcionario y su familia, ubicadas en California, Florida y Texas.

Debido a esos contratos, entre 2018 y 2019, la CFE pagó más de 20 mil millones de pesos por las cláusulas de fuerza mayor, sin que los gasoductos estuvieran operando.

Según Reforma, la investigación incluye el reporte final de la auditoría número 492-DE, elaborado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que determinó que los procesos de licitación y contratación de 9 gasoductos carecen de certeza jurídica debido a que se hicieron sin ajustarse a los establecido por la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

En la indagatoria también se advierte que sin tener facultades, la Dirección de Operaciones de CFE-Energía modificó contratos de los gasoductos y autorizó ampliaciones en los tiempos de entrega por supuestos casos fortuito o casos de fuerza mayor. Por ejemplo, la denuncia señala que en el gasoducto de Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara, a cargo de la empresa Fermaca, acumuló 464 días de gracia para completar la construcción.