En el proyecto del Tren Maya, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador sólo pondrá 30 mil millones de pesos de los 130 mil millones de pesos que se requieren para hacerlo realidad.

Así lo reveló el próximo  director del Fondo Nacional del Fomento Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, durante una reunión realizada en Mérida con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Yucatán, la semana pasada.

Ante los empresarios, Jiménez Pons indicó que buscarán obtener los 100 mil millones de pesos restantes de la iniciativa privada, incluida la extranjera, mientras que el gobierno federal además de los 30 mil millones de pesos, pondría las concesiones y los derechos de vía.

Rogelio Jiménez Pons. Foto: Especial

El virtual director de Fonatur desmintió los rumores de que los recursos destinados a la promoción turística serían utilizados para la realización del proyecto del Tren Maya, pues el proyecto será abierto a la iniciativa privada e inclusive planean la creación de productos bursátiles para que los ciudadanos puedan invertir en él.

Jiménez Pons señaló que contemplan la inclusión del sector empresarial en el proyecto para que sean los encargados de invertir en las vías férreas, la creación de reservas territoriales, las estaciones que se construirán, así como los desarrollos turísticos de distintos niveles.

“El Tren Maya es considerado una inversión social por la próxima administración federal, un proyecto de desarrollo integral, que implica programas de desarrollo social y turístico, pues queremos que el tren sea un elemento de progreso para toda la región”, expuso el virtual funcionario.

Al final, Jiménez Pons explicó que la intención del proyecto del Tren Maya en el sur del país es generar mucho trabajo para las empresas locales de manera inmediata con la construcción de toda la infraestructura que tendrá el tren a su paso por las regiones y posteriormente detonar el turismo en la región.

Sobre el proyecto, el virtual funcionario indicó que se contemplan desde vagones de lujo, hasta vagones para mochileros y el personal que labora en toda la Riviera Maya, pues desde su perspectiva, se contempla que sea para todos los precios y bolsillos.