El gobierno de Andrés Manuel López Obrador formalizó este martes ante el gobierno de España su solicitud para extraditar  Emilio Lozoya Austin, director de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El gobierno del tabasqueño pretende que el  ex funcionario confronte en México las acusaciones por presuntos actos de corrupción que pesan en su contra.

En una carta enviada al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y de Cooperación español,  la Embajada de México en España reiteró que la justicia mexicana quiere que Lozoya responda,  por los delitos de operación con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

La periodista Denise Maerker publicó la primicia en su cuenta de Twitter, y la información fue confirmada por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). No obstante, no dio más detalles sobre la solicitud.

Lozoya fue detenido el pasado 12 de febrero en un complejo residencial exclusivo ubicado cerca de Málaga. La Fiscalía General de la República (FGR) recordó a la justicia española que, a Lozoya se le busca por la adquisición a sobreprecio de la planta de fertilizantes Agronitrogenados a Altos Hornos de México (AHMSA) –del empresario Alonso Ancira Elizondo–, y el supuesto cobro de sobornos a la empresa brasileña Odebrecht.