El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador consiguió llegar a un acuerdo para que el precio de la tortilla no aumente, luego que el mes pasado el Consejo Nacional de la Tortilla (CNT) anunciara que este alimento subiría entre uno y dos pesos por kilogramo.

A decir de la CNT, el incremento se debía al aumento en combustibles, energéticos, aceros y otros elementos necesarios para la elaboración de la tortilla.

También explicaron que el aumento a la harina impactaba a más de 100 mil tortillerías en todo el país.

No subirá el precio de la tortilla de maíz y nixtamalizada: SE

Por ese motivo, AMLO llamó a los industriales a evitar que la tortilla aumentara.

La Secretaría de Economía (SE) y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) se reunieron con representantes del sector privado para evaluar las estructuras de costos.

Mediante un comunicado, la SE agradeció el apoyo de las miles de tortillerías “para que en las mesas de las familias no falten las tortillas”.