El dirigente del Frente Nacional AntiAMLO (FRENAAA), Gilberto Lozano, lanzó amenazas al  presidente de México Andrés Manuel López Obrador, tras advertir que si  él o  su familia sufren algún atentado, tiene un fideicomiso para contratar a un grupo de élite y “acabar a todos los que tenga que acabar”.

“Yo no le tengo miedo por que tengo comprado un fideicomiso para acabar con todos los que tenga que acabar si llega algún rasguño a mí o a mi familia, bien pagado, ya están las casas detectadas de todo lo que le rodea al señor López para tener un grupo de élite para que resuelva el problema si este tipo se atreve a más de un rasguño”, dijo el empresario, tras asegurar que es objeto de espionaje por parte del Gobierno Federal. 

El diario El Universal publicó documentos donde supuestamente se demuestra que el Gobierno Federal mantiene un seguimiento constante de los movimientos de Lozano, a través del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN). Según el trabajo periodístico, el Gobierno ha seguido a FRENAAA desde finales de mayo.

“Sabemos que nos ha estado espiando. Sabemos que a mí me trae estampillas, vigilancia continua, salgo de mi casa y hay gente que me persigue por todos lados; estando en la Ciudad de México cambio de hotel cada noche”.

Lozano advirtió que, pese al espionaje, el movimiento continuará presionando al presidente de México para que dimita a su cargo, y lo calificó como  “un hipócrita, falso, cobarde y mentiroso” por decir que en su Gobierno no se espía a la oposición, cuando en realidad sucede lo contrario.

“Todo el órgano de inteligencia está hoy dedicado a FRENAAA. Es innegable, aunque López diga que no me está persiguiendo”.

El Presidente López Obrador fue cuestionado sobre el presunto monitoreo que señala Lozano, sin embargo el mandatario mencionó que es totalmente falso. 

“Lo dice El Universal pero no es cierto… son recortes de periódicos, a nadie se espía en el gobierno, ya no es como antes, a ningún dirigente político. Esa es la instrucción que he dado, ni al señor Lozano”.

Y añadió: “todo ese espionaje ya no existe… además, el que nada debe nada teme, si tiene la conciencia tranquila, este, no hay problema”.