En días recientes, el ex presidente Vicente Fox declaró en una entrevista a CNN que “difícilmente tiene para comer” y que vive al día, sin embargo, la solvencia que se ve desde sus fundaciones y el Centro Fox demuestran lo contrario.

En 2018, cuando entró en vigor la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, Vicente Fox dejó de recibir su pensión presidencial y desde entonces, en repetidas ocasiones ha declarado que sus recursos económicos son limitados.

Aún así, el Centro Fox, creado en un inicio con fines altruistas y dado de alta como una organización civil, ha sido relacionado con empresas que mueven millones de dólares, como UST Global, empresa hindú dedicada al desarrollo de software.

Vicente Fox es socio fundador del Centro de Estudios, Biblioteca y Museo Vicente Fox Quesada A.C; además, se beneficia con la Hacienda San Cristóbal, un complejo turístico en el interior del Centro Fox.

Y eso no es todo, las fundaciones que dirige junto a su esposa, Martha Sahagún, también le permiten darse un estilo de vida lujoso, en medio de eventos de gala que organizan para recaudar fondos y los que también comparten fotografías en sus redes sociales.

Ejemplos de ellos es el #FashionDaySMA, evento en donde la austeridad y las limitaciones no existen.

Donaciones sin rastro

Aprovechando el hermetismo que las fundaciones permiten, los Fox han mantenidas ocultas sus ganancias, pues ni la fundación Vamos México ni el Centro Fox, ofrecen datos abiertos al público sobre los donativos que reciben.

Aún así, el reporte de “Donatarias Autorizadas” de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, permite encontrar algo de información:

Según este documento, en 2018 la fundación Vamos México A.C. recibió 37 millones 817 mil pesos entre donativos y otras ganancias, según el desglose de otros ingresos recibidos por las donatarias autorizadas por entidad federativa y por tipo de donataria autorizada.

El ex Presidente Vicente Fox. Foto: Especial

El Centro Fox recibió otros 22 millones 271 mil pesos.

Durante esta pandemia por coronavirus, los trabajadores del ex presidente no han visto afectaciones en su salario, pese a que no están laborando, señaló Fox en la entrevista con CNN.

Añadió además que son gastos que absorbe, aunque las actividades de recaudación y donativos en este periodo no se han detenido, según lo que informan las redes sociales de las propias fundaciones.

Estrategia para reactivar los negocios

Las empresas asociadas al Centro Fox se encuentran cerradas, así como el hotel, pero eso no impidió que se siguieran planificando y ofreciendo actividades, según las redes sociales de las fundaciones y corporativos.

En las cuentas de las empresas del Centro Fox es notorio el interés por reactivar la economía lo antes posible y se han programado actividades para normalizar sus operaciones tan pronto como la Secretaría de Salud (Ssa) y de Economía lo permitan.

En la Hacienda San Cristóbal se ofrecen promociones en reservaciones para cuando termine la cuarentena, anunciando la posibilidad de rentar habitaciones para el mes de junio, así como la renta de sus espacios para eventos sociales.

Sin embargo, Fox tendrá que esperar las acciones que determine el Gobierno de Guanajuato con respecto a las actividades sociales.

El Gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, se sumó a la iniciativa de Asociación de Gobernadores del Partido Acción Nacional (PAN) para reiniciar actividades hasta que el número de contagios haya descendido y que “se den los protocolos sanitarios para ofrecerlo con seguridad”.