Los ‘errores’ que cometió  la Fiscalía General de la República (FGR) en su petición para aprehender al ex secretario de Hacienda y ex diplomático, Luis Videgaray, habrían sido deliberados, con la intención de enviar un mensaje al ex funcionario y pedirle que se siente a negociar, señala una publicación del portal online Emeequis.

“La jugada del gobierno mexicano fue mandarle un mensaje al imputado: Vamos por ti, mejor acércate, negociemos”, señala el artículo en cuestión. 

Uno de los errores más notables en la integración del expediente, de acuerdo con el portal, se encuentra en el apartado que indica la forma en que el imputado será notificado del proceso.  La solicitud de citatorio se hizo a través de un “medio electrónico”, lo que podría dar pie a que la defensa de Videgaray interponga un amparo y/o encuentre la manera de desacreditar el proceso legal.

Sin embargo, dice un experto consultado por el medio, que en los hechos, esta “falla deliberada” representó una advertencia para que los abogados de Luis Videgaray se acercaran a negociar con las autoridades de justicia.

La estrategia de la FGR ya habría rendido frutos, pues a partir del lunes 26 de octubre en que se formuló la petición de captura, ha habido un intercambio de mensajes entre el equipo legal del ex secretario de Hacienda y personal de la Fiscalía.

“Hasta el momento, el foco de disputa está en la acusación por traición a la patria, que podría implicar hasta 40 años de cárcel, mientras que el delito electoral implicaría tres años de prisión”, precisa la publicación.

Enrique Peña Nieto, Emilio Lozoya (al centro) y Luis Videgaray, en un viaje a Nueva York durante su Gobierno. Foto: Presidencia de México.

Emeequis menciona que un ‘prestigioso penalista’, del que no mencionan nombre, tuvo acceso al expediente y aseveró que las supuestas fallas técnicas que se cometieron en su integración fueron deliberadas. 

Dijo al portal que  comprobar el delito de traición a la patria es sumamente complicado, pero abre la posibilidad de una negociación.

“La Fiscalía quiere que Videgaray ‘cante’, proporcione más nombres y evidencias de las personas involucradas en el esquema de sobornos de Odebrecht”, les dijo el especialista. 

“Ahora mismo ya están negociando su entrega, pero eso muchas veces lleva tiempo”, les comentó otra fuente ligada al caso.

El portal destaca que la FGR ha actuado de manera semejante en los casos de  Rosario Robles y Emilio Lozoya. En el primer caso,  la ex titular de Sedesol se niega a colaborar, pero el coacusado Emilio Zebadúa ya está cooperando con la Fiscalía, mientras que el ex director de Pemex ha dado nombres y detalles que involucran a ex compañeros de gabinete y ex legisladores.

De acuerdo con la publicación de Emeequis, la intención de Gertz Manero es ir por ‘peces grandes’, incluidos ex presidentes de la nación.  La solicitud de orden de aprehensión que recibió el juez hace dos semanas enumera cinco delitos. El primero es de naturaleza electoral, el segundo y tercero son por cohecho, el cuarto por traición a la patria y el quinto refiere asociación delictuosa.

El portal recuerda que en una de sus conferencias mañaneras,  Andrés Manuel López Obrador dijo que, independientemente del proceso legal, Videgaray debería optar por presentarse a declarar voluntariamente, aludiendo a que “el que nada debe, nada teme”.

“A la par, el diálogo entre abogados de ambas partes se ha intensificado, nos dicen, al grado que ya se perfila un acuerdo de colaboración similar al que sostiene el gobierno con Emilio Lozoya. La clave estaría en la cantidad de nombres y pruebas que aporte Videgaray. Su grado de colaboración significaría obtener privilegios como prisión domiciliaria, al menos al principio”, destaca el portal. 

Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda y Enrique Peña Nieto se funden en un abrazo. Foto: Especial.

La defensa de Videgaray estaría pidiendo que se elimine del expediente los delitos de traición a la patria y asociación delictuosa, para enmarcar los señalamientos en penas menores, como podría ser enfrentar un juicio por delito electoral o alguna de las acusaciones por cohecho.

El objetivo es que Videgaray señale al ex presidente Enrique Peña Nieto, añade la publicación.