Cuenta la fábula que un escorpión quería cruzar un río. Recorrió el margen sin encontrar un sólo puente. Al tiempo encontró una rana a la que le pidió ayuda: “Rana, por favor llévame en tu espalda y ayúdame a cruzar al otro lado”.

La rana se negó: “Eres un Escorpión, me picarás a medio cruce y moriré ahogada”.

El escorpión le reviró: “Si yo te picara, me ahogaría junto contigo. Por favor ayúdame.”

Convencida por la lógica del escorpión, la rana cedió a la petición de aquel y le permitió subir a su espalda. De pronto, a la mitad del río, la rana sintió la quemada de una picadura y la parálisis de sus extremidades.

Con la muerte a cuestas, antes de ahogarse, la rana alcanzó a reclamarle al escorpión: “Ahora, moriremos los dos”. Pero el escorpión, sin chistar, le respondió mientras se hundía junto con ella: “No pude evitarlo, es mi naturaleza”.

Una de las designaciones que más he festejado, ha sido la de Marko Cortés al frente del Partido Acción Nacional. Desconozco en qué se basaron para elegir a alguien tan incompetente (no es ofensa, literalmente es que no tiene las competencias) para ese puesto.

Incapaz de un discurso coherente, lógico o racional, Marko Cortés prefiere los lugares comunes del triunfalismo vacío, superficial e insulso. Su designación es el fiel reflejo de la enorme crisis de ese partido y como tal la festejo.

Marko Cortés, presidente del PAN. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

Reza la máxima: “Nunca interrumpas a tus enemigos cuando están cometiendo un error”. Sin embargo, vale la pena rescatar los acontecimientos recientes al menos para ejemplificar esta frase y la fábula con que inicio este artículo.

Marko Cortés, -quien evidentemente jamás ha leído a Nicolás Maquiavelo (“Nunca permitas a un príncipe más poderoso entrar a tus dominios…”)- en una negociación por demás extraña, acaba de otorgarle diputaciones plurinominales a Felipe Calderón. A saber, entraron en la lista Margarita Zavala, Roberto Gil Zuarth, Jorge Zermeño, Ana Teresa Aranda y Francisco Ramírez Acuña.

¿Cuál es el cálculo que hicieron en Acción Nacional? ¿A cambio de qué otorgaron esas posiciones? ¿A la fallida ex candidata presidencial no le alcanza ni para competir por un sólo distrito?

Marko Cortés. Foto: Leo Casas/Quadratín

El mensaje que envía Acción Nacional es de una debilidad y una falta de liderazgos enorme. Reciclar a los calderonistas no les va a dar más votos (basta ver las encuestas), al contrario, les generará enormes problemas de división al interior y de desprestigio al exterior.

¿Cree Marko Cortés que se beneficiará de ayudar a Calderón a cruzar el río?

¿Desconoce acaso la naturaleza de ese siniestro personaje?

¿Aparecerá la pareja Calderón-Zavala en los promocionales del partido diciendo que acabarán con la inseguridad y la corrupción?

Felipe Calderón y Margarita Zavala. Foto: Especial.

¿Cuándo inicien su guerra sucia creen que nadie va a contraatacar utilizando todos los negativos que dejaron en su desgobierno los ahora candidatos plurinominales?

¿El anticipado candidato presidencial -Ricardo Anaya- hará un promocional llamando a votar por Margarita Zavala?

Muchas felicidades Marko. Lograste destruir desde adentro al Partido Acción Nacional.

La mala noticia para el resto de los mexicanos, es que gana el calderonismo.

En fin, todo en su momento. Hoy por hoy en todas las encuestas aparecen hasta abajo en las preferencias.