Haciendo eco de las voces de oposición y sin verificar la información, una buena cantidad de medios de comunicación han reproducido la versión de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador aumentará un 50 por ciento el gasto en publicidad oficial, en comparación con el gobierno de Enrique Peña Nieto.

¿Esto es falso o verdadero? ¿Hay elementos para sostener esta versión? ¿AMLO incumple su promesa?

En Polemón hicimos un ejercicio de verificación y estos son los resultados:

El 15 de julio, apenas días después de convertirse en Presidente electo de México, López Obrador anunció que el gasto en publicidad oficial sería reducido un 50 por ciento respecto al gasto ejercido por Peña Nieto en su gobierno.

AMLO en la presentación de los 50 lineamientos de austeridad en su gobierno. Foto: Especial

El anuncio hecho por AMLO incomodó a los dueños de los medios de comunicación y causó preocupación entre algunos periodistas de a pie.

El 21 de agosto, López Obrador nombró a Jesús Ramírez Cuevas como coordinador general de comunicación social de la Presidencia.

Y desde ese momento, en múltiples entrevistas, los periodistas le pidieron al entonces director de Regeneración, el periódico oficial de Morena, que les diera más detalles sobre los recortes anunciados por AMLO y les dijera cuál sería el referente para fijar la reducción del 50 por ciento en el gasto de publicidad oficial anunciado como parte de las 50 medidas de austeridad que tomaría el nuevo gobierno.

Sobre este tema, Ramírez Cuevas dejó en claro que el referente sería el gasto en publicidad oficial ejercido por Enrique Peña Nieto en su gobierno con el sobregiro y no lo que el Congreso le autorizó en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), lo cual ni él ni los ex Presidentes Felipe Calderón y Vicente Fox respetaron.

Jesús Ramírez Cuevas y Andrés Manuel López Obrador. Foto: Especial

Entrevistado el 22 de agosto en el programa de radio Así las cosas que conducen Gabriela Warkentin y Javier Risco en W Radio, Ramírez Cuevas anunció que el gobierno tenía contemplado gastar entre 25 mil y 30 mil millones de pesos en publicidad oficial durante todo el sexenio.

“Hablas de la mitad del presupuesto ejercido por el gobierno de Peña Nieto; no es poca cosa, se preve que para final de sexenio se hable de una inversión en medios del gobierno de Peña Nieto de entre 50 mil millones de pesos y 60 mil millones de pesos: ¿eso quiere decir que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene en la mente ejercer en publicidad y en medios 25 mil millones de pesos el próximo sexenio?” le preguntaron.

Ramírez Cuevas respondió: “Eso es lo que de entrada se va a hacer. Dices 60 mil millones, yo me quedo frío porque pienso que es casi el 60 por ciento del Prospera, del principal programa que se utiliza para combatir la pobreza, de ese tamaño es la inversión que se hace; entonces sí, de entrada se va a recortar la mitad, serían esos 25 o 30 mil (millones) para tampoco, digamos, desequilibrar tan bruscamente las cosas”.

Hoy la promesa de reducir a la mitad el gasto en comunicación social ha sido plasmada en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de este 2019. La Secretaría de Hacienda destinó en la partida 3600 un total de tres mil 579 millones de pesos para este concepto. 

Sin embargo, este lunes el diario Reforma publicó en su primera plana la noticia de que AMLO gastaría más en comunicación que Peña Nieto, destacando que lo aprobado para el 2019 había sido un 53 por ciento más comparado con el presupuesto del año anterior.

Portada de Reforma del 16 de diciembre de 2018.

Aunque las cifras comparando ambos presupuestos son ciertas, distan mucho de lo que sucedió en realidad.

Si bien el Congreso aprobó un presupuesto de 2 mil 338.6 millones de pesos para que Enrique Peña Nieto los gastara en este 2018 en publicidad oficial, en realidad el gobierno anterior durante este año se habría gastado en este concepto cerca de 12 mil millones de pesos, de acuerdo con el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, quien dio a conocer esta cifra durante su comparecencia en el Congreso.

Y no fue el único año en el cual el gobierno de Enrique Peña Nieto gastó más de lo debido en comunicación social. En 2017 el Congreso le autorizó un gasto en “Servicios de comunicación social y publicidad” de mil 447 millones de pesos; sin embargo, durante ese año se gastó 11 mil 240 millones de pesos, 6 mil 875 millones más de lo que le aprobaron.

Este mecanismo se repitió año con año desde la llegada de EPN a la Presidencia. El propio Carlos Urzúa lo explicó en la comparecencia:

“Quizá no habían visto el truco. No solamente en el sexenio que acaba de pasar, sino anteriores. Se ponía una cantidad mínima (en el presupuesto) y mes por mes se empezaba a incrementar”.

De acuerdo con la organización Fundar, Centro de Análisis e Investigación, AC, el gobierno de Enrique Peña Nieto gastó durante su sexenio cerca de 60 mil millones de pesos. Al menos la mitad de ese dinero se concentró en un grupo de 20 medios: Televisa (al cual le dio más de 6 mil millones de pesos), TV Azteca, El Universal, Excélsior, la Organización Editorial Mexicana, La Jornada, Milenio y Letras Libres de Enrique Krauze, uno de los contratistas favoritos de EPN.