Ayer, en el zócalo de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador festejó su primer año de gobierno con un discurso donde informó a la gente sobre los avances y logros que ha tenido su administración.

En el informe habló de muchos temas, y uno de ellos fue del asilo que el país le dio al Presidente de Bolivia, Evo Morales, ante el golpe de estado que sufrió.

Dijo AMLO:

“Con apego a nuestra ejemplar tradición de ofrecer refugio a perseguidos políticos del mundo, decidimos otorgar asilo humanitario y político al presidente de Bolivia, Evo Morales, y a su vicepresidente, Álvaro García Linera. Evo, también que se escuche bien y que se escuche lejos, Evo no sólo es nuestro hermano que representa con dignidad al pueblo mayoritariamente indígena de Bolivia, Evo fue víctima de un golpe de Estado y desde México para el mundo sostenemos: democracia sí, militarismo no”.

Esta mención a Evo Morales en el zócalo de la Ciudad de México vino acompañada de una mención a la relación que México debe tener con América Latina:

“El Gobierno de México ofrece cooperación, amistad y respeto a todas las naciones del mundo y particularmente a los países hermanos de América Latina y el Caribe”.

Este mensaje fue hoy retomado por el Presidente boliviano en el exilio, Evo Morales, quien a través de su cuenta de Twitter, reconoció que Andrés Manuel López Obrador es un gran líder regional (es decir, en América Latina). Y es que escribió: “Agradecemos al hermano Andrés Manuel López Obrador y al pueblo mexicano por su infinita solidaridad con con #Bolivia y la democracia regional. #México y su tradición diplomática es para nosotros un ejemplo de humanidad y hermandad”

El mandatario boliviano en exilio, Evo Morales, se reunión con el ex presidente de Uruguay, José Mujica, quien asistió ayer al zócalo, para celebrar el primer año AMLO como Presidente de México.