En abril del 2017, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó a Enrique Peña Nieto, ex presidente de México, en un reporte de “cleptocracia”, en el que también aparecen el mandatario ruso Vladimir Putin, y el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami.

El único detalle que aporta ese reporte sobre el ex mandatario son transferencias del consultor internacional político, el venezolano Juan José Rendón, conocido en el mundo de la política como ‘el rey de la propaganda negra’.

Según una investigación realizada entre BuzzFeed News y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) del que forma parte  Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), se revelaron estas transacciones  hechas por Rendón, que podrían estar vinculadas con el ex presidente mexicano.

En el  resumen donde se concentran los nombres de los mandatarios, al que tuvo acceso BuzzFeed News, se menciona que  las cuentas del autollamado estratega político Juan José Rendón estaban bajo revisión por actividad sospechosa. Deutsche Bank,  el banco que emitió el reporte, señala que Rendón envió seis transferencias bancarias por un total de 180 mil dólares entre el 21 julio de 2016 y el 6 de marzo de 2017.

Debido a que Rendón estaba catalogado como una persona políticamente expuesta, las transacciones se siguieron y se destacaron como relevantes.

Juan José Rendón. Foto: Especial.

Según el documento, las operaciones podrían tener algún vínculo con el entonces mandatario mexicano, pero no abundan en el tipo de transacciones o los motivos por los cuales resultaron llamativas.

El reporte hecho por la agencia del departamento del Tesoro incluye como información de contexto las acusaciones del hacker Andrés Sepúlveda, publicadas en 2016 por el diario británico The Guardian, quien acusó que Rendón instaló equipo espía en las oficinas de campaña de los contrincantes políticos de Peña Nieto, en la víspera de la elección de 2012.

No es la primera ocasión en que Peña y Rendón son relacionados. De acuerdo con información de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la Fiscalía General de la República cuenta con testimonios en los que Emilio Lozoya, quien participó en la campaña presidencial de Peña, asegura que en 2012 pagó a Rendón por servicios de asesoría política.

Sin embargo, dichos pagos no fueron reportados como parte de los gastos de campaña del priista en la contienda presidencial de ese año.

Según lo asentado en la FGR, Juan José Rendón facturó algunos de los servicios que prestó en campaña a través de depósitos catalogados como pagos por proyectos mineros.

La declaración de Lozoya presentada el pasado 11 de agosto, acusa al ex presidente Enrique Peña y al ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de haberle ordenado triangular el dinero de Odebrecht para pagar los servicios de 10 asesores electorales de la campaña del PRI en 2012, entre ellos a una empresa ligada a Rendón.

Los pagos fueron hechos a través de Latin America Asia Capital Holding, la empresa de Emilio Lozoya e Innovation Research Engineering and Development Ltd. (la empresa fachada de Odebrecht) ésta última, además aparece varias veces en diversos reportes de actividad sospechosa (SAR por sus siglas en inglés) como se les conoce a los documentos de la agencia de investigación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sobre lavado de dinero.

De acuerdo con MCCI,  para ocultar los pagos ilícitos de Odebrecht, Lozoya acordó que los asesores políticos simularan proyectos de extracción de oro, mineral de hierro y explotación de yacimientos de carbón en Bolivia, Colombia y Argentina.

La organización obtuvo una serie de cartas firmadas por al menos seis asesores de la campaña de Enrique Peña Nieto, en las que se observan pagos por servicios para proyectos mineros en Sudamérica y no por una consultoría política, señala la investigación.