Por subir una imagen en la que aparece con una de sus compañeras mostrando el dinero de su beca de estudios junto con un mensaje de agradecimiento al Presidente Andrés Manuel López Obrador, una joven estudiante de preparatoria fue objeto de un linchamiento en redes sociales.

De acuerdo con la periodista Peniley Ramírez, la joven de 18 años que estudia la preparatoria en el Colegio de Bachilleres de Veracruz (Cobaev) tuvo que bajar la imagen de su cuenta de Facebook luego de recibir mensajes humillantes por ser beneficiaria de la beca y haber agradecido al Presidente López Obrador.

“Me han estado llegando muchos mensajes muy humillantes, por eso lo bajé”, le dijo a la periodista.

Después de las múltiples especulaciones sobre la imagen, Peniley Ramírez confirmó que las jóvenes ni recibieron dinero en efectivo ni ningún tipo de credenciales o tarjetas del programa social o de banco, sino que les dieron la beca a través de una orden de pago que cobraron en una tienda Elektra, uno de los pocos lugares donde se podría canjear.

“El documento es un sobre cerrado color vino. Les dijeron que tenían que cobrarlo en Elektra. Aquí tampoco hay muchos lugares para cobrarlo” fue lo que le dijo la subdirectora del plantel a la reportera.

La periodista también pudo investigar qué el censo de las becas se levantó en diciembre en el Cobaev de Veracruz como parte del programa Siervos de la Nación. Y este martes y miércoles se realizó “la primera entrega de estos apoyos” y lo recibieron más de 400 alumnos de esa escuela, según el relato de la subdirectora del plantel.

En contraste, la imagen provocó también una ola de respuestas positivas de la gente, en las cuales manifestaron su beneplácito porque ahora el dinero sea recibido directamente por los beneficiarios y no se quede en manos de los “rateros de cuello blanco”.

Las Becas Benito Juárez que impulsa Andrés Manuel López Obrador comenzaron a repartirse después de la elaboración de un censo en los planteles de Educación Media Superior para brindar apoyo económico a los estudiantes que estén cursando el bachillerato en una escuela pública con la finalidad de abatir la deserción escolar.

El programa está dirigido a la dotación de un apoyo económico de 800 pesos mensuales.

Actualmente sólo 7 de cada 10 jóvenes entre 15 y 17 años tienen la oportunidad de estudiar el nivel medio superior, y no todos los que ingresan concluyen sus estudios.

Un 38% de los estudiantes que abandonan la escuela, lo atribuyen a la falta de recursos económicos. Por ejemplo, en el ciclo 2016-2017 sólo concluyeron el bachillerato el 59% de los que debían hacerlo.

Para el nuevo gobierno, la deserción escolar en el nivel medio superior representa un factor de riesgo para los jóvenes y los expone a la violencia y al crimen. La escuela es un lugar seguro donde pueden desarrollar al máximo su potencial.